La Paz, Baja California Sur.- El incremento salarial del 16 por ciento a los trabajadores del Ayuntamiento de La Paz no estaba contemplado, lo que en estos momentos “está generando mucha presión” para las arcas municipales, por lo que se esperan ajustes presupuestales, declaró el tesorero municipal Rafael González Villa.

“Estoy en una transición ahorita. El impacto del aumento que se dio, hoy por hoy, no estaba contemplado: porque no se podía contemplar por ley […] Entonces me están generando ahorita mucha presión al gasto, hay mucha responsabilidad. Tendremos que hacer los ajustes presupuestales. Junto con las demás áreas se está analizando dónde se van a hacer estos ajustes correspondientes”, dijo el funcionario, al justificar que el aumento de doble cifra era algo “que no estaba contemplado” pues la Ley de Disciplina Financiera establece como máximo porcentaje de incremento un 3 por ciento, pero la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) y el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, Municipios e Instituciones Descentralizadas de Baja California Sur (SUTSPEMIDBCS) establecieron porcentajes superiores, lo que significó “toda una variación en la planeación financiera y presupuestal”.

Ante esta situación, adelantó, la Tesorería de La Paz se prepara para “generar una estrategia de recaudación”, la cual, aseguró, estará “apegada a derecho, apegada a la ley”, y constará, entre otras estrategias, de programas de descuentos a multas y la regulación de puestos comerciales semifijos, fijos y ambulantes. Además, está cerca el periodo de verano, el cual es “siempre es un ciclo muy pausado” en cuanto a recaudación, pues los contribuyentes se encuentran de vacaciones, acumulan gastos escolares o se deciden a hacer inversiones, advirtió.

Rafael González Villa, tesorero del Ayuntamiento de La Paz

Sin embargo, dejó claro González Villa, no habrá “aumento de impuestos y no se contempla ningún tipo de aumento”, el único plan es “hacer más eficiente la recaudación y, evidentemente, ser más responsables en el ejercicio del gasto”. Y es que, a pesar de lo dicho, la recaudación del Ayuntamiento aumentó, según sostuvo, bajo la tesis de que “los ciudadanos han hecho el esfuerzo de pagar lo que corresponde por ley” porque las autoridades municipales han respondido ofreciendo a cabalidad los servicios a su cargo.

Finalmente, el tesorero se refirió a la deuda pública, la cual supera los 1,500 millones de pesos, y aseguró que, durante 2019, “en términos reales, bajo”, aunque “en términos nominales, sigue su curso”.

“Hay adeudos institucionales, los cuales mes con mes se actualizan, mes con mes sufren los ajustes por inflación, y evidentemente no se van disminuyendo […] Pero somos muy responsables en la compra, en el pago de compromisos […], todo lo que se está adquiriendo tiene una suficiencia presupuestal”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *