La diputada local por el Partido Humanista, Daniela Rubio , no solo manifestó su apoyo total al movimiento #UnDíaSinNosotras, sino que también pidió a empresarios, universidades e instituciones públicas sumarse y apoyar a las mujeres que piensen o quieran participar este día 9 de marzo en el Paro Nacional de Mujeres.

#UnDíaSinNosotras tiene como objetivo manifestarse en contra de la violencia feminicida que se ejerce de manera estructural, y que en semanas recientes ha desatado la indignación general tras los feminicidios de Ingrid Escamilla y la niña Fátima Cecilia

La importancia de sumarse a este movimiento es la de visibilizar la violencia de genero que sufren las mujeres día tras día, y el hecho de que son asesinadas solo por ser mujer. El “9 ninguna se mueve” es una iniciativa que surgió ante la falta de respuesta de las autoridades para frenar la violencia contra las mujeres.

El Paro Nacional de Mujeres pretende que las mujeres no vayan a laborar, a clases, no consumir, no salir, no hacer trabajo doméstico, en este sentido, la diputada hizo el llamado a los empresarios para que no se les descuente el día laboral a las trabajadoras que deseen manifestarse el próximo día nueve de marzo.

“Debemos de ser agentes preventivos de la violencia hacia las mujeres, desde el hogar, las escuelas, instituciones públicas y centros de trabajo “, Dijo la legisladora.

La diputada también hizo un llamado a los tres niveles de gobierno para que atiendan el problema en términos de prevención y procuración de justicia, comentó que es importante sancionar de manera ejemplar a las personas que lleven a cabo estos actos de violencia.

“las mujeres somos violentadas desde la vida cotidiana, la profesional, en la política y en caso todos los ámbitos de nuestra vida pública, pero no porque seamos el sexo débil, sino porque representamos una competencia  con el sexo opuesto”, afirmó Daniela Rubio.

Dentro de su exposición resalto que la legislatura estatal ha realizado aportaciones legislativas para tipificar el feminicidio, la violencia política, violación la intimidad sexual y lesiones por razones de género. Así como elevando penas mínimas y máximas de prisión para los delitos de violación equiparada, abuso sexual,  abuso sexual en menores de edad y violencia familiar, estableciendo la obligación de sujetar al activo del delito a tratamiento psicológico, en aras a que no reincida en su conducta violenta. Por último, reitero su  compromiso de apoyar las causas  que incidan en lograr  una vida libre de violencia contra las mujeres en Baja California Sur.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *