La compañía New Fortress sigue construyendo postes de transmisión de energía dentro de un manglar protegido y las autoridades no parecen hacer nada.

Evidencia fotográfica divulgada por un medio local muestra como una de las obras de cimentación de los postes se encuentra, de plano en el paso donde la marea permite la irrigación del humedal costero contiguo a terreno donde avanza la construcción de una planta de gas natural de la compañía transnacional.

Las obras de cimentación de alrededor de 4 metros de profundidad y metro y medio de diámetro para cimentar postes de más de 15 metros de altura requieren la operación de una decena de trabajadores.

En la NOM-059-SEMARNAT-2010 se lee que las cuatro especies (Rhizophora mangle; Laguncularia racemosa; Avicennia germinans y Conocarpus erectus) están sujetas a protección especial por la autoridad ambiental.

Todavía no se tiene claro si el negocio que New Fortress viene a hacer a La Paz, pues aunque dice comercializar Gas Natural también está construyendo el tendido eléctrico que podría ser necesario para vender energía producida in situ.

Estos hechos fueron denunciados públicamente por ciudadanos hace una semana y, de acuerdo con asociaciones ambientalistas que recogieron la información, se ha turnado una denuncia a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

De acuerdo información hecha pública por Diario El Independiente, los reporteros de ese medio realizaron un recorrido con autoridades de la SCT.

Los ingenieros de la carretera aseguraron a este medio que la empresa que construye los postes de New Fortress cuenta con permisos federales para continuar con sus operaciones.

De acuerdo con ese mismo medio, elementos de la Policía Comercial, corporación adscrita a la Dirección de Tránsito Municipal fueron subcontratados por la empresa SAYSE, que resguarda los postes de luz que siguen paralelos al trazado de la carretera de Pichilingue a La Paz.

Los policías municipales denunciaron que las condiciones de trabajo distan mucho de las condiciones contractuales que el Ayuntamiento de La Paz estableció y aseguran que son movilizados a su comisión en vehículos de la compañía privada y llevado a la colindancia entre terrenos particulares y el trazo carretero donde se construyen los postes de transmisión.

Con seguridad de primera, pagada por nuestros impuestos, continúan las obras de la empresa que construye postes en manglares.

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *