Los promotores del proyecto Misión Punta Norte, parte del emporio inmobiliario SiNow Century 21 presentaron ante la opinión pública el proyecto de megadesarrollo asegurando que tras el aval del Cabildo de La Paz para cambiar el uso de suelo, el cual acusan fue irregular, van a construir la mitad de los “lotes urbanizados” y “no tocarán una gota de agua” del subsuelo construyendo una desalinizadora antes de cualquier edificación en el lugar.

“No construimos vivienda, lo que vendemos es suelo habitacional totalmente urbanizado” expresó Rafael Malpica quien se presentó como vocero del grupo SiNow quien precisó los “objetivos del proyecto” que dijo busca “quitar presión al desarrollo habitacional y la demanda de agua” de La Paz.

“A nombre de Juan Carlos González Ochoa”  presidente del consorcio inmobiliario Rafael Malpica presentó a expertos que respondieron a dudas Eduardo Torres Padilla, director de proyectos, del grupo SiNow, Alfredo Martín Ochoa, responsable de gestión ambiental del grupo SiNow para el proyecto y Martín Sandoval empresario local de la construcción de plantas desalinizadoras.

Alfredo Marín Ochoa confirmó que aún no inician el trámite para contar con una permisos en materia de de impacto ambiental y ni de uso de suelos forestales: “Estamos elaborando y próximos a terminar, los estudios de impacto ambiental y de cambio de uso de suelo forestal .de terrenos forestales que serán sometidos a consideración de la autoridad normativa que es la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales”.

“No construimos vivienda, construimos suelo habitacional totalmente urbanizado”, corrigió Malpica en un momento luego de que los expertos aseguraron que el proyecto inmobiliario no pretende construir 4 mil 600 unidades habitacionales como lo presentaron ante Cabildo, y que con tan solo 2 mil 600 lotes se pretende construir un desarrollo cuya demanda de agua no supera los 

“Nunca habrá más de 2 mil 600 viviendas es lo más que podrá haber en este desarrollo, estas viviendas significan 8 mil 560 habitantes, representa una demanda de 23 litros por segundo menos menos del 3% del consumo de la ciudad, es muy pequeño el consumo comparativamente hablando”.

Inclusive, dijeron que no es demanda adicional para la paz “en tanto nuestro producto no está diseñado para un mercado foráneo, está diseñado por las características de acceso para un mercado local a la población paceña”.

Dicha demanda hídrica sería satisfecha a través de una planta desalinizadora que de acuerdo Martín Sandoval sería operada exclusivamente con paneles solares y baterías de litio.

Sobre el destino ulterior del proyecto insistieron en que las viviendas serían construidas por los dueños de los lotes y que mientras se presentará una “agresiva” campaña de educación ambiental el destino ulterior de la protección ambiental del espacio quedaría a la “autogestión comunitaria de los  dueños de los lotes”.

“El propio paceño tendrá que auto organizarse, autogestionar su vida en estos fraccionamientos y eso permitirá evidentemente que habrá acciones de mantenimiento para esa infraestructura” expresó Rafael Malpica, pero no él ni sus expertos garantizaron quién proveería esas acciones de mantenimiento.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *