El subsecretario de Protección Civil en BCS explicó que, como hace 5 años, nos encontramos inmersos en el fenómeno “El Niño”

Carlos Alfredo Godínez León, subsecretario de Protección Civil en Baja California Sur (BCS), confirmó que actualmente se viven condiciones climatológicas similares al verano de 2014, cuando asestara el huracán Odile a la media península, pues atravesamos por el mismo fenómeno meteorológico: El Niño.

Godínez León recordó que “una de las características principales” del fenómeno “sería la escasa presencia de lluvias” y altas temperaturas en el agua de los mares, lo que provocaría “algunas precipitaciones muy focalizadas, muy puntuales, por periodos cortos pero muy torrenciales”. El funcionario consideró que “estas lluvias serían el sinónimo o la antelación de la presencia de alguna perturbación, de algún ciclón”.

Godínez León llamó a extremar precauciones a los sudcalifornianos, recordando los estragos que dejó el impacto de Odile, pero también refiriéndose a las altas temperaturas que se han presentado durante los últimos días, superiores a los 40 grados Celsius.

Carlos Alfredo Godínez León

“Estamos ahora pasando olas cálidas […] Dentro de esta temporada las ondas cálidas se vuelven más intensas, y obviamente podemos tener, dentro del periodo de calor, días que, por el efecto de la onda cálida, eleven los grados, que el mercurio se dispare”.

De acuerdo con la profesora e investigadora del Departamento Académico de Ciencias Marinas y Costeras de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Eleonora Romero Vadillo, entrevistada por Notimex, este fenómeno océano-atmosférico se genera por el debilitamiento de vientos que soplan entre los trópicos, partiendo de zonas subtropicales de alta presión con rumbo a las regiones ecuatoriales de baja presión. Debido a la rotación del planeta, dichos vientos se desvían hacia el oeste y permanecen del lado de América del Sur, por lo que estas aguas calientes se distribuyen y suben hacia el norte, lo que afecta a toda la región este del Pacífico.

Romero Vadillo destacó que es indispensable poner atención en el progreso de El Niño, ya que en BCS este evento puede tener incidencia en los huracanes que se forman en el Océano Pacífico, los cuales llegan a presentar una trayectoria más larga o incluso aumentar su intensidad.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *