Una investigación de La Voz del Pacífico revela cómo familiares de funcionarios municipales reciben un sueldo del erario mulegino.

Efra Patiño/La Voz del Pacífico

Familiares directos del alcalde y de otros funcionarios denominados «de primer nivel», permisionario de pesca con nombramiento de asesor jurídico, enlaces y gestores en la ciudad de La Paz, BCS, «youtubers» y hasta una persona fallecida, son algunas de las irregularidades encontradas en el pago de la nómina del H. XVI Ayuntamiento de Mulegé.

De acuerdo con la información consultada en el archivo “Remuneración bruta y neta” del primer y segundo trimestre del ejercicio fiscal 2020 del H. XVI Ayuntamiento de Mulegé, asimismo, de los ejercicios fiscales de 2018 y 2019, los cuales se encuentran en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), se detectaron una serie de anomalías que contravienen a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Baja California Sur como lo son casos de nepotismo y el pago de personas ausentes.

En notas periodísticas anteriores, se ha señalado el ingreso de familiares directos del alcalde José Felipe Prado Bautista a la nómina de funcionarios públicos. Tal es el caso de sus sobrinos Laura Isela y Fredi Daniel Prado Velázquez, ambos hermanos están adscritos al área de psicología del DIF de Villa Alberto Alvarado Arámburo ostentando sueldos netos de 12 mil 122.16 la primera y 11 mil 922 el segundo. Laura Isela aparece en el archivo antes mencionado a partir del trimestre del primero de abril al 30 de junio de 2019, mientras que Fredi Daniel aparece desde el primer trimestre de 2020.

De igual manera, José Felipe Lizárraga Cásarez, quien es hijo del primer edil, es el recaudador de la Delegación de Vizcaíno, percibiendo un sueldo neto mensual de 13 mil 406 pesos. Por su parte, Juana Torres López, Presidente Honorífica del Sistema DIF Municipal y esposa del presidente municipal, devenga mensualmente 15 mil 522 pesos, lo cual contraviene el artículo 59 de la Ley de Asistencia Social para el Estado de Baja California Sur, pues los cargos honoríficos “no generan derecho a remuneración, retribución, emolumento o compensación alguna”.

Otros casos de nepotismo detectados en esos documentos, es el del Director de Nóminas, Luis Gabriel González Núñez, hijo del Primer Regidor, Jorge Fausto González Mayoral. Durante el 2020, su vástago percibe mensualmente 29 mil 406 pesos, lo cual significa un aumento salarial de 4 mil 59 pesos con respecto al último trimestre de 2019, cuando según el reporte, devengaba 25 mil 347 mensuales.

La directora del DIF Municipal, Dora Patricia Moreno Martínez, con un sueldo mensual neto de 24 mil 522 pesos, tiene a su esposo Jaime García Meza fungiendo como asesor jurídico adscrito a la Secretaría General, percibiendo 12 mil 406 pesos mensuales, sin embargo, al también permisionario de pesca y tío del Jefe de la Unidad de Transparencia del ayuntamiento de Mulegé, es más fácil encontrarlo en el puerto que en alguna oficina del palacio municipal, por lo que se presume “aviador” de la nómina.

La subdirectora del DIF Municipal, Guillermina Hinojosa Cabrera, con un sueldo neto mensual de 10 mil pesos, es madre de la secretaria personal del alcalde, Iris Zuleth López Hinojosa, quien percibe de manera mensual 20 mil 522 pesos.

El subdirector de desarrollo económico adscrito a la Delegación Municipal de Guerrero Negro, Agustín López González, tiene a su hermano Florencio López González como subdirector del deporte en el Ejido Benito Juárez, quien percibe mensualmente 6 mil 522 pesos.

Por su parte, quien en teoría debe vigilar que el desempeño de las funciones de los servidores públicos municipales se realice conforme a la Ley, como lo señala el artículo 128 de la Ley Orgánica Municipal en su apartado XIV, Joel Vargas Aguiar, cuando dejó de ser asesor jurídico del ayuntamiento para recibir el nombramiento de Contralor Municipal, en el cuarto trimestre de 2019, acomodó en su lugar a su sobrino Carlos Ernesto Vargas Aguilar, quien reside en la ciudad de La Paz, BCS, percibiendo mensualmente 20 mil 522 pesos por sus asesorías.

En el caso del contralor, presenta un aumento de sueldo de 7 mil 111 pesos respecto al salario neto mensual percibido en 2019, cuando 23 mil 406 pesos. Desde el primero de enero de 2020, Vargas Aguiar percibe 30 mil 522 mensuales netos.

La nómina fantasma

En el cotejo de los archivos antes mencionados, se reveló que la Coordinadora de Programas Federales, puesto adscrito a la Dirección de Desarrollo Social y Económico del Ayuntamiento de Mulegé, Natalia Zúñiga Gorosave, percibió durante los cuatro trimestres del 2019 y los dos del 2020, 12 mil 406 pesos mensuales, sin embargo, la también «youtuber», desde principios de 2019 reside en otra entidad federativa devengando un sueldo sin presentarse a trabajar.

Se consultó con funcionarios federales que coordinan programas provenientes de la federación si el gobierno municipal de Mulegé había realizado a través de esta figura, alguna gestoría respondiendo negativamente.

El finado periodista Víctor Flores Ojeda, acaecido el pasado sábado 16 de noviembre de 2019, y quien fungía como encargado de la difusión del Sistema DIF municipal devengando 10 mil pesos mensuales, sigue apareciendo en la nómina de los dos trimestres del 2020, por lo que se presume, ese recurso es cobrado por alguien más, cuando debió haber sido dado de baja después de su fallecimiento.

Favoritismo: el delegado mejor pagado

El 17 de enero de 2020, el H. Cabildo de Mulegé emitió una resolución a espaldas de la ciudadanía, en la cual se destituyó arbitrariamente al Dr. Ismael Aguilar Durán de su cargo como delegado municipal de Guerrero Negro, quien había sido elegido democráticamente en los comicios de noviembre de 2018. El alcalde impuso a Javier Martín López Villavicencio como delegado interino, sin presentar una terna, siendo aprobado por el Cabildo.

No obstante, su interinato duró apenas unas semanas, pues en la Sesión Pública Plenaria del viernes 28 de febrero de 2020, el pleno del Tribunal Electoral del Estado de Baja California Sur (TEEBCS), por faltas al debido proceso, revocó la decisión del H. XVI Ayuntamiento de Mulegé de destituir a Aguilar Durán, por lo que el galeno fue restituido en el cargo para el cuál fue elegido. Por su parte, a López Villavicencio se le acomodó como secretario General de Gobierno Delegacional, puesto que hasta ese momento permanecía inexistente en la actual administración.

Cuando Villavicencio López tomó el cargo de delegado interino, lo hizo con un sueldo superior al del resto de los demás delegados municipales, quienes fueron elegidos por la vía electoral, quienes perciben 14 mil pesos mensuales. López Villavicencio aparece en la nómina con un sueldo neto mensual de 16 mil 522 pesos, es decir, 2 mil 500 pesos más que el resto de los delegados.

Aunado a ello, a Aguilar Durán se le restituyó con un sueldo mucho menor que el ostentaba antes de ser destituido, percibiendo 11 mil pesos, o sea, presenta un decremento de 3 mil pesos. Se le retuvo su sueldo durante 10 quincenas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *