Exigen mujeres que se investiguen seis casos de feminicidios. El llamado lo hizo la Red de Colectivas Feministas de Baja California Sur quienes hicieron llegar su petición de justicia y pidieron acciones puntuales que consideran parte de una “pandemia de feminicidio” anterior a la del COVID-19.

Circulada a través de las redes sociales fue firmado por ocho asociaciones colectivas de feministas del estado que expone que desde 2020, BCS “arrastra casos de feminicidio pendientes por resolver”.

Exponen seis casos en los que las autoridades omiten reconocer el componente de género en las investigaciones. El comunicado destaca seis casos de omisión del Gobierno del Estado donde cinco mujeres han perdido la vida y una se encuentra en estado crítico.

Por ejemplo, el feminicidio en Guerrero Negro que sucedió el 3 de abril del 2020, donde las colectivas denunciaron que el soldado “Máximo N” asesinó a golpes a su pareja de nombre “Anita”, para luego ahogar y decapitar a su hijo de brazos (Diario el Independiente 4 de abril 2020).

 También en Guerro Negro el caso de Valeria Guzmán, golpeada y luego atropellada por el vehículo de su pareja dejándola en estado crítico de salud. Mientras la comunidad de Guerrero Negro se manifestó ante la inacción de las autoridades hoy en día el agresor, apuntan, sigue prófugo.

 Suman el caso de Bárbara Valencia asesinada en La Paz. Estrangulada por su pareja, se negó la identidad por ser mujer trans para catalogarlo como homicidio, las colectivas piden que sea considerada mujer, y el crimen tipificado feminicidio. Igualmente piden que sea investigado como feminicidio el asesinato de Daniela Lino Ramírez, de 18 años. En este caso, iniciado el 16 de diciembre, las colectivas destacan que el Ministerio Público liberó a Ernesto “N” a pesar de que existe un mandato judicial en su contra.

También señalaron que carecen de información sobre el feminicidio de una persona aún no identificada encontrada sin vida en Los Cabos el 23 de diciembre. “A 18 días de su hallazgo, las autoridades han sido incapaces, por lo menos, de dar con la identidad de esta segunda víctima de feminicidio en San José del Cabo”.

Las colectivas se dijeron conmocionadas por el asesinato de Ana Luisa Judith Gutiérrez Hernández, encontrada sin vida el jueves 10 de enero pasado en La Paz. Piden que sea tipificado como feminicidio.

“En todos estos casos, la autoridad no ha tipificado los delitos como feminicidios y ha avanzado en las investigaciones sin incorporar la perspectiva de género, el feminicidio es una pandemia que antecede al virus SARS-COV-2 y ante ello el Gobierno del Estado ha mostrado un rostro de impunidad indolencia y negligencia ante las vidas de las mujeres” expresaron.

Las colectivas exigen atención inmediata, digna y profesional a las familias de las víctimas, la identificación de la víctima del 23 de diciembre pasado en Los Cabos, así como la impartición justicia y reparación del daño a las familias de las víctimas de todas las mujeres desaparecidas y asesinadas en Baja California Sur.

“Julio Rodrígez, Jesús Ernesto Chinchilla Coronado y los feminicidas de Ana Luisa Patricia Judith Gutiérrez Hernández siguen impunemente en libertad”, expone el mensaje que pide acciones puntuales en seis casos de violencia feminicidio en el estado.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *