Desde diciembre, la empresa Fortem Capital presentó un estudio justificativo para construir un edificio de 40 metros en una zona donde se permite un coeficiente de 24.5 metros de altura; la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología reconoció que excede el límite establecido, pero no negó el cambio de uso de suelo y lo envió a la Comisión de Desarrollo Urbano, Ecología y Medio Ambiente de cabildo.

Fortem Capital, organismo presidido por Miguel Sánchez Navarro Madero, solicitó a través de un estudio justificativo presentado a la Comisión de Desarrollo Urbano, Ecología y Medio Ambiente de cabildo en el XVI Ayuntamiento de La Paz, violar las disposiciones de altura máxima en edificios, incluidos dentro del Programa de Desarrollo Urbano para el Centro de Población 2018-2021 (PDUCP) para construir su proyecto comercial y hotelero Hampton Inn.

El documento entregado a los regidores expuso por parte del desarrollador que el PDUCP limita a una altura de 24.5 metros y un total de 7 niveles. La firma de inversiones pretende construir un edificio de 40 metros, con 133 habitaciones, 8 pisos y un sótano.

“Creemos que las particularidades del terreno y el contexto urbano inmediato son diferentes a otras zonas consideradas para este uso de suelo específico (CUR), y las restricciones que se consideraron para el mismo, no aplica en este caso particular, puesto que si bien las limitantes que resultan en la comparativa son en su mayoría en relación a la altura del inmueble”, se puede leer en el estudio justificativo.

Entonces, Fortem Capital argumentó que la edificación de un edificio de menor tamaño traería problemas financieros, es decir, dicha traba regulatoria da incertidumbre a la inversión de 200 millones de pesos, ubicada en conocida plaza comercial. Esto preocupa a defensores del agua y conservacionistas, porque de aprobarse violando el programa, podría replicarse por otros megaproyecto de turísticos, comerciales, inmobiliarios o mineros.

El arribo de la firma fue anunciada por el alcalde Rubén Muñoz Álvarez a principios de 2019, tras un oficio escrito por Sánchez Navarro. Para el munícipe esto significa “crecimiento económico y fuente de empleo para la sociedad, uno de los temas en los que ha trabajado e impulsado la administración municipal”. Muñoz Álvarez de hecho sirvió como publirrelacionista al llevar al presidente del consejo administrativo de Fortem Capital con el titular de la Secretaría de Turismo del Gobierno de México, Miguel Torruco.

En las conclusiones del documento, reconocieron el excedente existente de dos niveles, pero aseguraron que “canalizarán la petición al Honorable Cabildo para su autorización”.

El 23 de diciembre de 2019, apareció un dictamen que iba a presentarse en cabildo para la autorización de cambio de uso de suelo para el proyecto comercial y hotelero bajo la clave catastral 101-019-077-729. De hecho, la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología mediante el oficio DGDUyE-1101/952/19, comunicó la factibilidad del proyecto:

“Uso de suelo de acuerdo al Programa de Desarrollo Urbano; cumple con coeficiente y lineamientos establecidos en las modalidades de utilización de suelo del PDU vigente; se excede con dos niveles, sin embargo, se canalizará la petición para el excedente al Honorable Cabildo para su autorización”, expresó la dependencia municipal.

Las facilidades dadas a Sánchez Navarro Madero no terminaron allí. El Organismo Operador Municipal de Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento presentó un oficio (DG/DT/3688/2019) con factibilidad favorable. Los inversionistas tendrán que pagar 1 millón 244 mil 418.59 por conexión a las redes de agua potable y alcantarillado, así como 250 mil pesos correspondientes a 250 millares metros cúbicos al año para satisfacer demanda del líquido.

Hasta el momento el dictamen no fue presentado para su valoración.

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *