Philantropiece, la asociación que promueve la cultura del ahorro comunitario reportó que sus acciones, que fortalecieron el tejido social y permitió enfrentar mejor la emergencia sanitaria a quienes viven en condiciones de exclusión financiera: las comunidades rurales y de la periferia urbana de Baja California Sur.

Entrevistada sobre el trabajo de esta asociación, Martha Márquez directora ejecutiva de Philantropiece México explicó que la asociación civil trabaja en las zonas más vulnerables de la entidad, atendiendo temas de educación financiera y un programa de grupos de ahorro comunitario.

Originaria de Comondú, la pionera local del ahorro comunitario dijo que tienen más de 10 años trabajando con la promoción del ahorro, fortaleciendo comunidades autogestivas de ahorro que permitan que sus integrantes sigan ahorrando y obteniendo acceso a préstamos de su propio dinero hasta llegar al punto de que ni siquiera requieran del acompañamiento de la asociación.

Al ampliar esta información, Martha Márquez, dijo que la organización de la sociedad civil que ella representa, busca promover esta cultura del ahorro “principalmente en las zonas rurales y en zonas de alto rezago social en las periferias de la ciudad que son los que tienen más problemas de exclusión financiera, personas que se les dificulta salir de su comunidad a buscar un banco”.

Conformada prácticamente por mujeres, Philantropiece promueve el ahorro por un sistema diferente al de las tandas, pues están conformados por un comité elegido por un sistema democrático de gobernanza que es rotativo por ciclos y da la oportunidad de que todos aprendan la metodología del ahorro.

“La metodología evita que haya un pez gordo y viva de las ganancias de los demás”, explicó para precisar que “en Baja California Sur hay cerca de 80 grupos de ahorro con más de 1300 participantes y presencia en comunidades los 5 municipios”. Las iniciativas de Philantropiece además, tienen ya presencia en Puebla, Guanajuato, y Veracruz.

A partir del 19 de marzo del año en curso, el equipo de Philanthropiece comenzó una serie de actividades para concientizar y promover la Jornada Nacional de Sana Distancia. Se tomaron medidas de prevención para el equipo y los grupos de Ahorro comunitario.

Durante la emergencia sanitaria, los grupos de ahorro comunitario encontraron un salvavidas “el tener un fondo para emergencias les permitió echar mano de esos fondos para salir adelante, para comparar insumos para su mantenimiento”.

Además, relató que estos grupos de ahorro tienen un efecto emergente: “además de fomentar el ahorro fortalecen el tejido social, lo que permite crear grupos que llamamos empoderados, que les permite realizar otro tipo de acciones”.

Inclusive, el acompañamiento de estos grupos autogestivos ha permitido que “además generan acciones que permiten producir sus propios alimentos, o realizar acciones colectivas. “Hay dos grupos empoderados uno en La Purísima y otro en San Javier” que producen sus propios alimentos a partir de los recursos que reunieron”.

También relató, hay grupos de ahorro que se reúnen para producir y venden pan o que lo hacen para compartir, que cultivan huertos familiares, que elaboran cubrebocas, para vender y obtener más recursos. Los grupos de ahorro hacen de las personas en exclusión financiera, participes de una construcción de valores de liderazgo de alto potencial en el desarrollo comunitario, los frutos apenas empiezan a ser evidentes.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *