El alcalde Rubén Muñoz con un grupo de regidores acordó subir el sueldo del cuerpo edilicio en un 25% retroactivo al primero de enero de 2020. La acusación vino del tercer concejal de la XVI Ayuntamiento de La Paz, José María Avilés Castro, quien señaló que nunca fueron consultados.

Aproximadamente representa 10 mil pesos mensuales por cada representante. Por mes significaría 150 mil o 1 millón 800 mil pesos al año.

Lo increíble es que el presidente municipal siempre usa la pandemia para solicitar mover dinero de un lado a otro para comprar despensas, sin embargo, aun sabiendo de este aumento no dio marcha atrás para utilizar ese recurso para la campaña alimentaria.

La fracción de Morena criticó la acción de Muñoz Álvarez. Le recordaron al munícipe que su acción contradice la narrativa del Gobierno de México, dirigida hacia una verdadera austeridad republicana.

 Por ello, realizaron una reducción de percepciones y eliminar los privilegios que, en una práctica normalizada, los funcionarios públicos se auto otorgaban.

Marcela Amador Morga, Jorge Pavel Castro Ríos, Cecilia Higuera Murillo y Avilés Castro negaron haber participado en alguna reunión para acordar. Mucho menos fueron consultados para tomar una decisión, dijo el tercer regidor, “grosera para La Paz y los trabajadores del municipio máxime las condiciones imperantes de apremio y necesidad de una agresiva pandemia

Estos cuatro concejales señalaron que no fueron informados.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *