El morenista comparó el gasto en publicidad del gobierno estatal con la nula inversión en sectores y acusó a Pelayo Covarrubias de “huachicolear” agua en Comondú/ El panista dijo que le daba pena la manera en que manejan la pandemia y que Morena eliminó programas federales.

Los candidatos punteros en las preferencias electorales hacia la gubernatura del estado Francisco Pelayo (PAN-PRI-PRD y otros) y Víctor Castro (Morena-PT), intercambiaron acusaciones. Por un lado de ‘huachicoleo de agua’ y de la violencia del pasado de los gobiernos panistas y, por el otro, resaltando deficiencias en la estrategia de salud y cerrando con el clásico “no hagas bulla la derrota es tuya”.

Todo ocurrió en el debate que se llevó a cabo en Paronama Informativo, en la que además presentaron sus propuestas en la carrera hacia la elección del seis de junio en un debate radiofónico en la estación de mayor audiencia del estado.

El candidato de las izquierdas dijo al hablar del tema de rendición de cuentas que acabaría con la opacidad como la que se dio en la entrega de Puerto Escondido a un corporativo estadounidense a espaldas de la ciudadanía. 

Cuestionó cómo la Administración Portuaria Integral (API) en Pinchiligue entregó a manos privadas la operación del recinto. Debemos recordar que gracias a la empresa estatal New Fortress Energy consiguió la concesión de un área marina y terrestre para construir una microterminal de gas natural, así como la reciente licitación de terminal de megacruceros.

Criticó el dispendio de 108 millones de pesos anuales en publicidad para el gobernador del estado que comparó con presupuestos de un millón de pesos para jóvenes, mujeres y otros sectores. Habló de transparentar. Acusó al gobierno estatal de favorecer a una empresa de publicidad con ligas familiares en el gobierno local.

A su vez, el candidato de la coalición formada desde el gobierno estatal en turno, Francisco Pelayo Covarrubias, planteó que su plataforma está basada en la creación del empleo, pero afirmó que recuperará apoyos asistenciales directos para productores primarios debido a que el gobierno federal, emanado de los partidos que apuntalan a su adversario, los desapareció.

Las propuestas de ambos candidatos fueron, en general, similares: tanto Pelayo Covarrubias como Castro Cosío prometieron la construcción de dos hospitales, actualización de infraestructura, obras de pavimentación y apoyo directo a los productores, fomento de la economía basada en turismo y un plan hídrico, pero las acusaciones fueron la diferencia en este primer careo.

Pelayo insistió en estar arriba en las encuestas en dos ocasiones, y acusó al gobierno de Morena de no entregar la vacunación, cancelar el seguro popular, retrasar la entrega de medicamentos.

“Morena manejó muy mal la pandemia” afirmó reiterando el retraso en la entrega en el biológico y la promesa de una construcción de un hospital “Materno-infantil” y otras obras en materia del sector salud. Más adelante diría que “dijeron que estaba primero el pueblo, pero vacunaron primero a los siervos de la nación que al personal de salud, acusó”

En réplica a esas acusaciones, Víctor Castro dijo que no se debía jugar con la enfermedad en la política: “Me da pena que usen la pandemia como argumento político, no tienen vergüenza” reviró planteando un déficit de médicos en el estado y a nivel nacional emanado de los gobiernos de los partidos que impulsan a su adversario.

En materia de política hídrica, Castro Cosio criticó que únicamente 9 familias, incluida la de Pelayo Covarrubias, acaparan 28 millones de metros cúbicos de agua al año mientras que el Ayuntamiento de Comondú tiene una autorización por 9 millones de metros cúbicos al año. Esto es grave tomando en cuenta que el acuífero del Valle de Santo domingo tiene un déficit de 30 millones de metros cúbicos de agua anuales.   

Familias que han ligado su interés Covarrubias Villaseñor, Córdoba Urrutia, Pelayo Covarrubias que poseen 33 títulos de concesión de agua mientras comunidades rurales sufren de sequía. “Es un monopolio del agua” ligado a los intereses económicos, dijo, al cobijo del poder político.  

Además soltó que la familia de Pelayo Covarrubias tiene una deuda por esas concesiones de 14 millones de pesos por derechos de agua. “No más compra de voto a cambio de pipas de agua”, acusó.

“No hagas bulla la derrota es tuya”, alcanzó a decir el candidato Pelayo Covarrubias a Victor Castro en su mensaje final donde planteó que “prometieron que en 2018 bajarán los precios, y todo está más caro”, durante su cierre el candidato de la alianza panista perdió la cuenta del tiempo por segunda vez en el debate y le fue cerrado el micrófono.

Finalmente, al concluir su participación Castro Cosío reiteró que “no se debe entregar el gobierno a la familia Covarrubias, cuyo aliado es Calderón y que, recordó “dejaron una estela de terror y violencia”  recordando la ola de violencia del narcotráfico. 

Pelayo trató de replicar estas acusaciones, pero se le recordó que por reglas convenidas, no tenía acceso a replicar las conclusiones de su adversario.

Los candidatos se verán de nuevo las caras en un debate organizado por las autoridades electorales a celebrarse el próximo 6 de mayo.

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *