La “guerra espiritual”, como la llaman, propaga miedo por las redes digitales, porque la familia tradicional es un espacio clave de control y adoctrinamiento de la gente.

La estrategia en redes sociales digitales de quienes se oponen al matrimonio igualitario es de lo más sucia. Desde mensajes confusos invitando a la gente a movilizarse al Congreso del Estado hasta perfiles y noticias falsas, es como tratan de propagar la desinformación para confundir a la ciudadanía.

Primero el diputado sin partido Ramiro Ruíz transmitió en vivo y pidió a la gente su opinión, sabiendo que las modificaciones provienen de un resolutivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) del 2015. Las personas rápidamente le recordaron que los derechos humanos no se consultaban y lo manifestaron.

Desde que ocurrió ayer la primera lectura de la iniciativa que modificará el Código Civil de Baja California Sur, pese al tono amenazante de la protesta de los “pacíficos” grupos cristianos, la “guerra espiritual” (como la llaman los creyentes) volvió al campo virtual. Desde temprano mensajes fueron desplegados en diferentes grupos invitando a la gente a ir al recinto parlamentario.

Quieren ser 3,000, pero apenas lograron ser 100. Invitaron en grupos a la ciudadanía, aunque la respuesta no fue la esperada porque la mayoría cree necesario respetar a la Comunidad LGBTI+ y quedó evidenciado en la contestación de los cibernautas.

Más tarde comenzó a correr una nota periodística de Brasil en los grupos de Facebook locales con un encabezado muy tendencioso: Dos lesbianas matan a su hijo tras amputarle el pene porque querían una niña. Un crimen atroz sin duda. Un crimen que fue sacado de contexto para criminalizar a la Comunidad LGTBI+ aquí en BCS y, al mismo tiempo, potenciar el miedo, como si ningún heterosexual nunca hubiese cometido atrocidades de ese tipo.

Algo parecido pasó el 14 de junio de 2019, cuando medios de comunicación nacional compartieron otro fake news de una pareja del mismo sexo de Guanajuato que mató a su hijo por no querer vestirse como niña, cosa ilógica que, sin embargo, se viralizó. La noticia en realidad era un refrito de un hecho que ocurrió en marzo, pero sacada de su contexto original por diarios locales.  Según Animal Político la nota fue compartida en cerca de 50 portales web exaltando la orientación sexual de la pareja presuntamente implicada en el homicidio.

La desinformación es el arma principal para los líderes del movimiento de ultraderecha. Hace preguntarnos cuánto presupuesto cuentan estos organismos en pro de la “familia natural” para emprender estas campañas.  ¿Quién está detrás?

Los sermones de los pastores y sacerdotes llevan una carga de miedo que ahora avanzan por las redes digitales, porque la familia es un espacio clave de control y adoctrinamiento de la gente. Ser pastor es tener el poder. Es manipular políticamente el comportamiento de sus ovejas a través del sermón religioso.

Los partidos políticos de derecha apuestan a esto, así como los empresarios, quienes forman parte de la élite oculta. Si no piensas como ellos eres un hereje y mereces un digno castigo.

El matrimonio igualitario es una afrenta a su rancio discurso eclesiástico. Es un acto de rebeldía frente a un poder justificado bajo los designios de su dios. Cuando alguien siente que pierde poder, hará todo lo imposible por recuperarlo, aunque esto signifique amenazar de muerte, discriminar, impedir y violentar la constitución mexicana.

 #NuestraOpinióndeMierda

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *