Archivero Público

Por Martín Inzunza Tamayo

“30 de mayo de 2012, recibí una llamada pasado el mediodía. -Tienes el número de celular de Barroso. Me pregunta un amigo. -Simón, te lo mando. -No es para mí, lo requiere mi compadre Luis Araiza. Le respondo sorprendido -Ha cabrón, al que mencionó Ricardo en el debate de hoy, diciéndole al Mendoza que había sido corrido de la Secretaria de Salud por desviar recursos para su campaña. -Ese mismo. Me confirman…Y por azares del destino tuve conocimiento de ese episodio. Resulta que Luis Humberto Araiza López, intimo amigo de Carlos Mendoza Davis -y deben de ser muy cercanos, pues siempre le coloca CAMEDA en puestos de administración y finanzas-, había renunciado el 15 de mayo de 2012 por “motivos personales” a la dirección de administración y finanzas de la Secretaria de Salud del Gobierno del Estado. El motivo real de su dimisión, un supuesto desvío de 6 millones de pesos -entonces eran muchos dólares-.

En el debate de esa mañana en promomedios entre candidatos al senado, el prianista Carlos Mendoza en sus intervenciones fustigaba una y otra vez al PRI. Ricardo Barroso el candidato tricolor, le soltó dos rectos a la cara: Corrieron de la Secretaria de Salud a un cercano tuyo, Luis Araiza López, por estar desviando dineros de la salud a tu campaña, así como se desvío dinero del FIRA -creo un pariente muy cercano de Mendoza era el gerente del FIRA en Morelia– de Michoacán a la campaña de Marcos el año pasado. Al señor candidato del PAN, se le descompuso inmediatamente el tono de voz, para casi gritarle a Barroso que sus aseveraciones eran muy graves y que tenía que probarlas en los tribunales. Por supuesto que el debate lo ganó Ricardo, al descomponer por completo a su oponente al grado de la ira.

Saliendo de ese debate obligado, Mendoza Davis se comunica con Luis Araiza, para instruirle que demande penalmente a Ricardo Barroso por difamación. Araiza, con un montón de problemas con la ASF, no estaba para demandas y menos contra los priistas que estaban por ganar la presidencia. Y entonces entro yo de mera casualidad, cuando me piden el celular de Barroso y me solicitan mi intervención para pactar un encuentro entre Araiza y Barroso. Recuerdo muy bien que le marqué a Ricardo, para comentarle lo sucedido y la posibilidad de que le demandaran, cuestión que Barroso desestimo, quizás porque ya se sentía el amigo número uno de Peña Nieto en la media península. Un desinterés político -que considere un error, por la información que Araiza sabía de Mendoza- muy afortunado para Luis Araiza -mucha suerte, quizás algún día le pida que me compre un cachito de la lotería-.

Al día siguiente, tenía pactado un desayuno muy temprano y que me encuentro en el mismo restaurante con Armando Martínez Vega -ya de eficiente secretario general de gobierno de Covarrubias-, nos saludamos y le digo -Te voy a hacer un favor, como ex compañeros de Cabildo. Y le narro lo sucedido el día anterior. -Gracias amigo, gracias. Me decía repetidamente Martínez. Supongo que lambisconamente y de queda bien, informó a sus superiores de los deslices en modo soplón de Araiza López -el Sushi Zone Express-. Al tiempo, Luis Araiza es designado delegado federal de la Secretaria de Relaciones Exteriores -SRE- en Baja California, siendo Canciller Pepe Meade Kuribreña, senador Carlos Mendoza -primera minoría-, presidente Peña Nieto, y desde ahí te das cuenta de que eran la misma banda de ladrones que solo andaba dividida. Debe de saberle mucho Araiza a su “amigo” gobernador para haberle perdonado. Por cierto, el titular de la SETUES, borro de su currículo su paso por salubridad estatal, porque no tiene caso vivir -revivir- en el pasado, estando en el mejor futuro. 

Basta una sola observación –ASF /2011/ BCS– como muestra: Un millón 688 mil 720 pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud. Se pagaron en honorarios a 6 médicos especialistas que carecían de documentación indispensable para acreditar el perfil de la plaza para la que fueron contratados.

Se estima que, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, las irregularidades por corrupción cometidas en el Sistema Público de Salud Mexicano suman 3 mil millones de dólares: 327 hospitales, clínicas, y centros de salud que están abandonados o a medio construir; un sistema de compras y distribución con enormes sobreprecios; nominas falsas; y políticos de alto nivel de vendedores de medicinas o representando farmacéuticas. En síntesis, se heredó un sistema de salud incompetente, burócrata, corrupto, y en gran medida movido por el tráfico de influencias -te atienden bien si tienes influencias-. 

Ayer escuché con tristeza la entrevista que Pepe Cárdenas de RadioFórmula le hizo al Gobernador Carlos Mendoza Davis. En la primera parte de la plática, se la pasaron hablando de bolsas negras para cadáveres, hornos crematorios y capacidad de entierros de nuestros maltrechos panteones, cualquiera que los escuchara parecería que estaban hablando del fin del mundo en Baja California Sur. La segunda parte, pedir más dinero, porque el que les adelantaron son recursos ordinarios. Si, pero les adelantaron dos o tres meses -afirmo el Gobernador-, es decir, abril ya lo tienes cubierto, y utiliza eficientemente el adelanto para combatir el Covid-19, y posteriormente solicita el déficit que, por supuesto empiezas a tener, pero por lo pronto, resuelve lo conveniente en la emergencia. Ojalá que la población en general pudiera tener también recursos extraordinarios, pero no, todos nos tenemos que ajustar, hasta los gobiernos.

Me hubiera gustado un gobernador con otro talante, que no pareciera patiño de Pepe Cárdenas, menos catastrofista, y que hubiera informado de que los sudcalifornianos estamos más unidos que nunca, porque los pronósticos son halagüeños ya que 8 personas de cada 10 infectados por el coronavirus no presenta síntomas delicados y su evolución es bastante benigna. Que movería cielo, mar y tierra, para conseguir la prueba PCR en exudado nasofaríngeo para detectar el virus en las personas, y que rápidamente esta habilitando más camas de atención medica en los hospitales para estar preparados, y que en cuanto se tenga una vacuna exitosa contra el virus hará lo necesario para ser de las primeras entidades en aplicarla.  

Gobierno viene del latín “gobernare” cuyo significado es “pilotar un barco”, imagínense que el Señor Carlos Mendoza hubiera sido el capitán del Titanic: Primero se salva él y sus cercanos -templanza ególatra-, llevándose el efectivo de las cajas fuertes, abasteciéndose con algunas delicatessen, botellas de champaña, y algunas compañeritas ante quien mostrarse como héroe. ¡Capitán y los pasajeros! -Avísenles que nos hundimos, y sálvese quien pueda. Ni más, ni menos, así estuvo en la entrevista de ayer con el Señor Cárdenas, deslindándose de su responsabilidad como capitán del barco llamado Baja California Sur, y además con toda intención, haciendo un ejercicio de comunicación política del miedo.

Esta historia continuara…

EXPEDIENTE…Ya ni la chingan, y si debiera correr el presidente AMLO, a los responsables de enviar insumos médicos de bajísima calidad a las entidades, así se los hayan donado. Y no tanto, por el cartel del GOAN, cuyos integrantes jamás los usarían, pues los gobernadores panistas salen en su video-denuncia muy bien peinaditos, acinturados, bronceaditos y bien vestidos para la ocasión, denunciando desde sus cómodas oficinas. Sino por el personal de los hospitales que los usaría del nivel laboral que fueren, porque luego se ve que dichos materiales no sirven para la protección de las personas…Esperemos que Santiago Nieto Castillo, este aprovechando la cuarentena para intensificar las investigaciones de la corrupción peñista y de sus socios panistas, sin salir de casa por supuesto, pues todas las transferencias de dinero en México y en el mundo, son mayoritariamente electrónicas, así que pretexto no tiene el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP.        

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *