Le fue negada la libertad bajo fianza a César Duarte Jáquez, exgobernador de Chihuahua acusado de desvío de dinero y delitos electorales, que cumple tres semanas privado de su libertad en el Centro de Detención Federal de Miami en Florida.

Su defensa señala que el exgobernador “… Duarte no se dio cuenta de los cargos pendientes en su contra hasta después de haber estado en los Estados Unidos durante varios meses, cuando obtuvo copias de los cargos a través de impugnaciones constitucionales”.

Sus abogados subrayaron que ha vivido en Estados Unidos “de manera abierta y transparente durante más de tres años” y que ha revelado de manera proactiva su paradero al Gobierno de Estados Unidos y ofreciéndose voluntariamente a rendirse en respuesta a cualquier orden de arresto, por lo que no representa riesgo de fuga ni es un peligro para la comunidad, además que sus bienes en este país son modestos, mientras aquellos que posee en México están “congelados”.

Señalaron también que su defendido es víctima de una “persecución política” por Javier Corral Jurado, actual gobernador de Chihuahua, que “ha hecho su campaña contra Duarte, su enemigo político, en la mayoría de los casos de forma pública, incluso prometiendo reiteradamente y públicamente poner a Duarte inmediatamente en prisión por tiempo indefinido tras su extradición”, precisaron y señalaron que Duarte corre “peligro” al ser extraditado a México.

Por otro lado, pidieron su libertad bajo fianza debido a la pandemia, asegurando que está dispuesto a someterse “al más alto grado de monitoreo disponible”, la cual fue negada por la jueza Lauren F. Louis determinando que debería de continuar detenido.

Se anunciará la calendarización de las audiencias de extradición contra César Duarte Jáquez.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *