La Policía Ecológica vigilará que no se tire basura en calles y arroyos, y evitará que se contaminen las principales playas del municipio.

La Policía Ecológica, aún en vías de ponerse en marcha, ya tiene director y base. Así lo dio a conocer el alcalde de La Paz, Rubén Muñoz Álvarez, quien designó al capitán de corbeta Omar Valdez Neria, director general de Seguridad Pública, Policía y Tránsito Municipal, como comisionado de los trabajos de este destacamento encargado de vigilar que los ciudadanos no contaminen; adelantando que en la subcomandancia de Fraccionamiento La Fuente se instalará su centro de operaciones.

Muñoz Álvarez indicó que la Policía Ecológica “será la responsable del mantenimiento de la seguridad ambiental y de la limpieza de los arroyos y los montes”, así como “tendrá la capacidad facultativa de que ya no se vuelva a tirar escombro en los arroyos ni en los terrenos sin contar con el permiso necesario: todo el escombro deberá ir al relleno sanitario”.

De la misma manera, esta policía notificará a las personas que viven en el margen de los arroyos que “no será permitido tirar basura”, y se ocupará de cuidar el entorno de las playas de La Paz, en especial playa Balandra, considerada área natural protegida (ANP).

Hace un mes, el Ayuntamiento de La Paz anunció la creación de esta Policía Ecológica, anunciado su operación tanto en la ciudad capital como en las delegaciones. De acuerdo con el presidente municipal, ésta iniciaría funciones en un lapso no mayor a 2 semanas, sin embargo este 19 de agosto se previó que será hasta la semana del 26 al 30 de agosto cuando se culmine su instalación, coincidiendo con la puesta en marcha de la subcomandancia de Fraccionamiento La Fuente.

Rubén Muñoz anunció en su momento que la nueva Policía Ecológica contará con un uniforme distinto al de la policía municipal, así como vehículos distintivos, que en un principio serían 5 automóviles, 3 camionetas pick-up y 2 motocicletas. El cuerpo de esta policía estaría integrado por personal propio “que ya no está apto para labores de seguridad”, los cuales serían capacitados por autoridades ambientales ferales y municipales. Además de desplegarse sobre las zonas de mayor incidencia en la ciudad de La Paz, la Policía Ecológica tendrá presencia en Todos Santos, Los Barriles, El Sargento y La Ventana.

En el caso de playa Balandra, en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la Policía Ecológica vigilará que se cumpla la prohibición de venta ambulante de productos, a fin de evitar la contaminación en el lugar, así como regulará el acceso de personas, automóviles y mascotas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *