El Ayuntamiento de La Paz aprobó un crédito de 118 mdp para garantizar su operación durante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Después de que el Ayuntamiento de La Paz aprobara la contratación de un crédito contingente por 118 millones de pesos para garantizar su operación durante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, la regidora Alicia Arvizu Higuera, del partido BCS Coherente, defendió su voto en contra de la medida asegurando que la precaria situación de la administración municipal, en lo que a recaudación se refiere, se debe al aumento en los impuestos ocurrido al inicio del gobierno del alcalde Rubén Muñoz Álvarez, incrementos contra los que ella se manifestó.

El millonario crédito fue aprobado con 12 votos a favor y 2 en contra, correspondientes a Marcela Amador Morga, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y a la regidora Arvizu Higuera. En redes sociales, la edil señaló que, desde su perspectiva, los compromisos de austeridad republicana y el no incremento a los impuestos hubiesen sido la medida ideal para manetener una recaudación que hoy, ante la pandemia, fuese de ayuda suficiente para no endeudar al municipio de La Paz.

Su comunicado dice al pie: “Ciudadanos. Hoy, ante la inquietud de ser señalada cómo insensible ante las necesidades de la ciudadanía, y por no otorgar mi voto para que el ayuntamiento endeude de nuevo al ciudadano. Pero recuerden? o no tenemos memoria, qué, cuando empezamos en el ejercicio de gobierno actual, todos los compañeros regidores nos sumamos a la austeridad. Y al presentarnos la nueva ley de hacienda para analizar, notamos que subieron muchos los cobros por impuestos a todos los ciudadanos, claramente yo vote en contra de seguir sangrando al pueblo.”

“De ahí, empezó a bajar la recaudación. En varias ocasiones señalé que se modificara, haciendo un tabular de acuerdo a cada rubro. Pero siempre fui ignorada. Se empezaron aplicar varios descuentos que no fueron suficientes para motivar el cumplimiento de los pagos y aumentar la recaudación. Hoy tenemos la problemática de las finanzas. Aparte de no tener la cultura de la reserva prudencial. Siempre he señalado el no endeudar más al municipio. No es una empresa, no genera recursos, el ciudadano es el que sostiene el ejercicio de gobierno con todos los impuestos que se nos obligan a pagar”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *