L214 publicó las imágenes de una granja Sanders, líder en nutrición animal y filial de grupo Avril.

En Francia, el sector de ganadería industrial creó polémica con una nueva tecnología para mejorar y regular la alimentación de sus vacas lecheras. Literalmente, los empresarios urgidos por obtener mayores rendimientos económicos han hecho un agujero en el animal para que el técnico introduzca la mano y manipular el estómago más grande de los cuatro que posee.

La asociación protectora de animales L214 publicó las imágenes de una granja francesa, en la que se muestran los orificios cubiertos con un plástico quirúrgicamente insertado. El agujero tiene un seguro con un sello de goma grande y resulta suficiente para que el encargado introduzca su mano y hasta su brazo.

“Llevan a cabo experimentos para desarrollar y probar la marca de alimentos para animales Sanders, líder francés en nutrición animal y filial del grupo Avril”, expresó L214.

Un video comenzó correr en redes desde hace cuatro días, generando polémica por la técnica utilizada para maximizar la productividad de los animales, existe en otros países como Suiza, Canadá o Estados Unidos.

No es la primera vez que esto se da a conocer. En 2015, en Suiza se viralizó un video en el que ve el “ojo de buey” o agujero para mejorar la alimentación del ganado vacuno.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *