Mientras que el presidente nacional del PAN pidió "hacer un desmadre" para evitar la elección de Rosario Piedra al frente de la CNDH, Lupita Saldaña avala los comicios a favor de la nueva comisionada nacional de derechos humanos.

La elección de la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el Senado de la República fue tachada de fraudulenta por el Partido Acción Nacional (PAN), al señalar que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) intentaba imponer a Rosario Piedra por tratarse de una excandidata del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador. En este tenor, el senador Ricardo Monreal expuso una conversación de WhatsApp entre legisladores panistas, donde el presidente nacional del albiazul, Marko Cortés, pedía “hacer un desmadre” en la Cámara Alta del Congreso de la Unión para evitar la elección, sugiriendo incentivar un presunto fraude, sin embargo, la senadora panista por Baja California Sur (BCS) Guadalupe Saldaña Cisneros no coincidió con el líder del PAN. 

Los panistas denunciaron que en la elección se depositaron 116 votos en la urna, pero sólo se contaron 114, fue cuando Ricardo Monreal exhibió la instrucción de Marko Cortés al coordinador del PAN en el Senado, Mauricio Kuri, de “hacer un desmadre” por la presunta irregularidad y, de paso, llevarse al propio Monreal, haciendo alusión al video que difundió Mariana Gómez del Campo donde el senador de Morena presuntamente introduce más de un voto a la urna de elecciones para elegir a la presidenta de la CNDH. “‘Hay que hacerles un desmadre’, dice Marko Cortés. Luego dice Kuri: “estamos en rueda de prensa, presidente”. A lo que Cortés responde “Muy bien. En todo caso nosotros no defendamos a Monreal, hay que chingarlo, que él explique, háganlo pedazos”. 

De acuerdo con Monreal, algunos “amigos” dentro del PAN no estuvieron de acuerdo con involucrarlo en la polémica y enseñaron las capturas de pantalla de las conversaciones y aclaró que, si hubo un error, debió de registrarse al momento de escrutar los votos, procedimiento en el que estaban presentes tanto representantes de Morena como del PAN. Incluso, leyó otra conversación del chat panista donde la senadora Guadalupe Saldaña asegura que ella contó 114 y no los 116 que alegaban sus compañeros de bancada, contradiciendo así las instrucciones de Marko Cortés. 

De tal manera que Rosario Piedra Ibarra rendirá protesta como la próxima presidenta de la CNDH, pues el trámite se procesó conforme a la ley y los votos “perdidos” fueron una falla interna. “Ustedes vieron cómo depositaron. Vean cómo agarran las urnas, no hay trampa. Que vean quién se acercó, quién metió un voto. Los únicos facultados por la ley son los secretarios”, concluyó Ricardo Monreal. 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *