Pese a que desde hace meses se acordó entre representantes de la comunidad del Manglito y las autoridades del XVI. Ayuntamiento de La Paz, presidido por Rubén Muñoz Álvarez, de que el 70% de los más de 13.5MDP recibidos por la Promotora El Salate SA de CV a cambio de no entregar el área de donación correspondiente al desarrollo Al Mar Residencial; serían destinados a la instalación de un parque, hasta el día de hoy no ha habido respuesta positiva por parte del munícipe para escuchar una propuesta emanada de la comunidad misma.

En una de las reuniones de trabajo, el acuerdo fue que dicho parque podría ser edificado en el área conocida como “antiguo telégrafos”, ubicado sobre la calle Rangel esquina con Sinaloa. Sin embargo, desde hace más de tres semanas; es posible ver que tanto elementos fuertemente armados de la Secretaría de Marina, como de la Policía Estatal, resguardan dicho terreno y ellos mismos han expresaron a este medio que no hay permiso para que habitantes de la comunidad instalen unas porterías de futbol para tener una cancha de esparcimiento.

Asimismo, Muñoz Álvarez, expresó que otra de las posibilidades es el adquirir con dicho monto, otro predio dentro de la comunidad para entonces ahí instalar el parque. De acuerdo con la información expresada por vecinas y vecinos, existe una urgencia para que se utilice el dinero depositado por la constructora para comprar un terreno que ya fue visto y que cuenta con el aval de la comunidad para que así suceda. Esto, ya que la presencia de uniformados da claridad de que el ayuntamiento no ha logrado las gestiones que tanto ha presumido en redes sociales para que el terreno sea otorgado al municipio.

La urgencia se debe a que se vaticina la inminente salida de funciones por parte del alcalde para buscar amarrar su candidatura a la gubernatura del estado, algo que el día de hoy lo tiene más ocupado que su primordial responsabilidad que es atender a una comunidad que lo ha estado buscando insistentemente para presentar la propuesta ya mencionada. Y es que una vez solicitada la licencia para abandonar el cargo, no hay certeza política ni jurídica para que el dinero ingresado a las arcas municipales -por una operación que a pesar de su ilegalidad- encuentre su destino final, que es responder a una necesidad básica de contar con un espacio público en donde niñas y niñas puedan divertirse libremente sin estar flanqueadas por agentes del orden que portan armas largas.

Las personas que se han estado reuniendo con gran parte de la comunidad para dialogar esta problemática, expresaron que el siguiente paso podría ser buscar sumarse a un esfuerzo de demanda legal para declarar la ilegalidad del recibimiento de dicho dinero, esto ante las constantes evasivas que está mostrando el alcalde en su ya más que evidente precampaña. Además de que no han descartado llevar a cabo prontamente una manifestación pública para exigir que el edil no abandone el cargo sin antes haber hecho uso del recurso de acuerdo a lo comprometido.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *