La Coepris desmintió la información de ROC que anunciaba una concentración peligrosa de bacterias en Balandra, sin embargo la ONG insiste: se deben tomar precauciones

Tras la polémica que causaron los resultados del monitoreo de calidad del agua realizado por la Red de Observadores Ciudadanos-La Paz Waterkeeper (ROC) en el Área Natural Protegida (ANP) de Balandra, donde se reportó una cantidad de enterococos mayor a la recomendada para la salud humana, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) aseguró a través de un video que esto era falso, que la icónica playa paceña estaba completamente limpia. Sin embargo, la organización no gubernamental insiste en lo contrario y asegura que sus procesos de análisis son certeros y veraces.

 El 31 de julio ROC anunció, sin precisar la cantidad de enterococos por cada 100 mililitros de agua, que playa Balandra sobrepasaba, en 4 de sus 6 zonas de recreación, el nivel permitido de bacterias por las normas oficiales mexicanas, y recomendó a los ciudadanos tomar precauciones, así como evitar el ingreso de mascotas, pues los contaminantes en cuestión provienen en su mayoría de heces animales.

Blanca Pulido Medrano, a cargo de la Coerpis en Baja California Sur (BCS), declaró el 3 de agosto que, derivado de esta información, se llevaron a cabo muestreos “pareados” del agua de Balandra por parte de ROC y de la institución que dirige, “en presencia de bañistas”, y fueron analizados por el Laboratorio Estatal de Salud Pública, único en la entidad que forma parte de los 115 laboratorios acreditados en México. Los resultados de ambos análisis coincidieron en que existen menos de 10 enterococos por cada 100 mililitros de agua, lo que supone una “calidad extraordinaria”, pues la norma observa como máximo 200 enterococos por cada 100 mililitros.

Blanca Pulido Medrano

Aproximadamente 8 horas después del comunicado de la Coepris, ROC hace lo propio y defiende sus resultados. La organización no gubernamental explica, aunque otra vez sin dar a conocer la cantidad encontrada de enterococos por cada 100 mililitros de agua marina, que cuando tomaron las muestras por primera vez la cantidad de visitantes era particularmente elevada, siendo, de hecho, esta la razón por la cual se dieron a la tarea de realizar el monitoreo. Pero cuando acudieron con la Coepris, aseguran, la marea había subido y los bañistas eran muchos menos, situación que influyó para que dichos resultados fueran positivos.

“Los resultados favorables publicados por la autoridad”, insiste ROC, “muestran que a esa hora del día, afortunadamente, había una disminución significativa de la bacteria, sin embargo eso no determina que a la hora de mayor visitación y marea baja no se puedan concentrar ese tipo de microorganismos”. Asimismo, reconocen no contar con acreditación alguna por resultar este proceso demasiado costoso, no obstante aseguran contar con el equipo adecuado para llevar a cabo tales mediciones.

Cabe destacar que hace menos de una semana la Foudation for Enviromental Education otorgó el distintivo Blue Flag, que destaca alrededor del mundo a las playas más limpias, a 20 destinos de BCS, de los cuales 19 están en Los Cabos y uno en La Paz, la cual es el Balneario Playa Coromuel, lo que dejó fuera a la ANP Balandra, por no considerarla en las condiciones adecuadas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *