El gobernador Carlos Mendoza demandó a la federación implementar estrategias económicas para enfrentar la crisis que se avecina.

El gobernador de Baja California Sur (BCS), Carlos Mendoza Davis, anunció que, acompañada de la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, el estado vivirá una “una crisis económica”, pues las restricciones de viaje y el cierre de fronteras afectarán al turismo. Al día de hoy ya ha disminuido la ocupación hotelera y el número de viajes al estado, dijo, pero esta es una una situación que “sin duda habrá de agravarse en el corto plazo”.

Debido a ello, informó Mendoza Davis, el Instituto de Vivienda diferirá el cobro de adeudos, intereses y penalizaciones durante los meses de marzo, abril y mayo. Asimismo, en apoyo a la economía popular y empresarial, se pospondrá el cobro del Impuesto Sobre Nómina y Revista Vehicular correspondiente los mismos meses, al igual que todo acto de fiscalización.

El gobernador sudcaliforniano aseguró que el Gobierno del Estado considera apoyos adicionales, pero éstos serán dados a conocer una vez que el Gobierno de México revele las medidas económicas que se tomarán a nivel nacional, como ha ocurrido, dijo, en Francia y Canadá, por lo que demandó a la federación actuar con celeridad.

Por último, el mandatario estatal exhortó a no invitar familiares ni amigos de otros estados a que visiten BCS durante las vacaciones de Semana Santa, pues “estamos en etapa de importación del coronavirus”, detalló.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *