El exmagistrado del Poder Judicial de Baja California Sur, Ignacio Bello Sosa, sería una de las dos víctimas de coronavirus COVID-19, según confirmaron algunos medios de comunicación.

Bello Sosa murió la madrugada del 30 de marzo, alrededor de la 01:05 horas, en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), fue catalogado como un caso sospechoso de COVID-19, pero se registró como una neumonía atípica, conforme a la descripción de la cédula de defunción BESl601206/90.

Metropolimx publicó que durante la rueda de prensa de la Secretaría de Salud de BCS, junto al ISSSTE e IMSS, sobre cuándo fue el momento en que contrajo el virus, tampoco respondieron sobre cómo ocurrió. El diario de investigación periodística que el exfuncionario estuvo en New York.

Incluso, en WhatsApp circula una fotografía de Bello Sosa con varias personas, supuestamente de un evento celebrado el 21 de marzo, días antes de que muriera, pero no hay confirmación alguna de las autoridades.

Hasta ahora se sabe que el cuerpo del exmagistrado no podrá tener un proceso funerario normal, por lo que la familia no podrá despedirse de él, como parte del Manual de Procedimientos para el Manejo, Traslado y Disposición.

Ruth Velasco Bustamante es la otra víctima, proveniente de San Andrés, Tuxtla, pero tenía sólo 7 meses viviendo en la entidad.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *