Algunos hombres por respeto y en una muestra de la apoyo a la lucha de las mujeres, decidieron callar los días 8 y 9 de marzo. Sin embargo, al equipo de campaña del panista Francisco Pelayo Covarrubias decidió realizar una transmisión por el Paro Internacional de Mujeres y, de paso, promover al candidato platicando brevemente con tres mujeres.

Las invitadas eran una representante de los pueblos originarios, una madre de familia quien contó la violencia que sufrió durante su matrimonio y una tercera invitada de la organización católica Vifac, asociación en contra del derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo.

La meta de Vifac es cambiar la decisión a mujeres embarazadas de escasos recursos o en estado de vulnerabilidad, para después poner en custodia al bebé para obtener ‘donativos’ o ‘gastos administrativos’. Tienen una clara agenda antilegalización de la interrupción del embarazo, una decisión que debe ser tomada con información científica y no desde su perspectiva religiosa.

El sobrino del exgobernador Marcos Covarrubias Villaseñor reconoció que en Baja California Sur existe violencia contra la mujer, porque “es una realidad cotidiana y más del 50% están sufriendo en nuestro estado”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *