Una Grand Cherokee Limited 2017 con placas CZV-66-21 que huyó de un accidente que dejó a Rosalina Ontiveros grave en un hospital, está a nombre de la candidata a la diputación del distrito 1 por el PRI-PAN-PRD y Anexos, Eda María Palacios Manríquez.

El siniestro ocurrió el 10 de noviembre 2020, justo al calor de las precampañas, cuando al filo de las 06:45 horas, justo cuando Rosalina Ontiveros conducía un Nissan Altima de color blanco modelo 2006, el cual fue impactado de manera sorpresiva por una camioneta Jeep Gran Cherokee.

Provocó que el automóvil se volcara. Quien conducía la Jeep se detuvo por unos segundos, pero decidió mejor huir. Afortunadamente, la familia Ontiveros inició su propia investigación al observar el clásico retraso en la carpeta NUC: SJC / 2459/2020 por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Gracias a las cámaras de comercios y hoteles lograron identificar las placas y solicitaron un desplegado de las placas para saber de quién se trataba. Sin embargo, por varios meses observaron respuesta alguna sobre esto.

El 13 de enero de 2021, el profesor y padre de Rosalina, Ramón Roberto Ontiveros Gómez, envió una carta a la Subprocuraduría Regional Zona Sur en el municipio de Los Cabos. En ese momento iban dos meses de atrasos en la investigación.

“Las pruebas más fehacientes de quien sea responsable, están muy claras en los videos. Para nosotros es obvio, que con el número de placas del auto que propició la volcadura se va directamente con el responsable”, expresó el papá de la mujer lesionada en ese documento.

La rehabilitación de Rosalina no ha sido fácil. Las secuelas la han llevado a someterse a varias operaciones, una de ellas en el cráneo porque sufrió fracturas en el mismo. Además, tuvo que se trasladas a Ciudad Obregón, Sonora.

“Hola! De nueva cuenta por acá en Cd. Obregón, Son. con la idea de que los cirujanos concluyan con los protocolos de cirugía cráneo encefálica que desde aquel aparatoso accidente mi hija Rosalina necesita. Ahora si que estamos supeditados a lo que el IMSS disponga, no queda otra, toda vez que el responsable de esa actitud criminal, no da la cara y a cómo se ve la situación de la Procuraduría, tal parece que está protegiendo a ese tipo infame”, escribió el afligido padre el 27 de mayo de 2021.

El maestro Ontiveros ha gastado aproximadamente: 2 millones 100 mil pesos por su seguro médico de gastos mayores, 70,000 pesos en pérdida total de automóvil y 150,000 por gastos posthospitalizacion, sin contar los gastos próximos por operación de cráneo, del maxilar superior e indemnización por pérdida total del oído izquierdo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *