La lucha por el poder en Baja California Sur tiene a la clase política en un estado de convulsión continua. Mientras los sudcalifornianos debemos guarecernos en nuestras casas ante un aumento en la alerta sanitaria, el riesgo de encontrarse con un candidato desesperado por estrechar tus manos y tomarse una selfie contigo es cada vez más latente. Pero entre los candidatos y candidatas, ya se cuentan los primeros caídos (con honores, eso sí) en la primera escaramuza, la reyerta por el registro como candidato, que aún continúa en algunos frentes de batalla.

Quien pretende caer con honores es Carlos “Chaky” Van Wormer, el empresario hotelero de Cabo del Este que buscaba ser alcalde de todos Los Cabos por el Partido Verde Ecologista de México, pero quién también, aún cobra en la nómina del Congreso del Estado como diputado local por Morena.

El comité municipal electoral de Instituto Estatal Electoral en el municipio al sur de la entidad determinó no otorgar registro a la planilla de Van Wormer, herida mortal a sus aspiraciones en cierne que ya venían bastante afectada desde que el partido que lo llevó a brillar en la XV legislatura le negó toda posibilidad de participación en la contienda.

Visiblemente “afectado de nulidad” quien se dice a sí mismo tanto legislador como candidato a la alcaldía tomó la tribuna del poder Legislativo del Estado para hablar sobre sus aspiraciones políticas frustradas para acusar al Instituto Estatal Electoral en un nuevo desfiguro legislativo.

Gozando del privilegio que el cargo de elección popular le otorga, desde la más alta tribuna del estado Van Wormer atizó contra el presidente del comité electoral cabello, Martin Florentino Aguilar Aguilar, de eternizarse en el puesto y luego dejando ver cuál era el problema “sabe perfectamente que no puede negar un registro por un acto administrativo” 

Van Wormer Ruiz, promovió un pronunciamiento en el orden del día del Congreso del Estado exclusivamente relativos a sus aspiraciones políticas.

Van Wormer, quien estará cobrando su quincena el día de hoy, tomó la tribuna para preguntar “¿Qué está pasando? ¿A quién están favoereciendo?” cuestionó culpando a las autoridades electorales de negarle el registro debido a que la integración de su planilla hacia la alcaldía de

Los Cabos carecía de los requerimientos que establece la normatividad electoral.

“Estoy seguro que no soy el único”, sospechó el millonario empresario cabeño que busca a toda costa un nuevo puesto que le ofrezca el cómodo cobijo del fuero legal.

“La preguna es ¿Qué va a pasar con la democracia?, nos están quitando el derecho constitucional a ser votados y lo más grave del asunto es que todos los ciudadanos también se les está coartando su derecho de votar por ellos. 

Al serle negado el registro, “Chaky” Van Wormer explicó que era necesario incluir en la planilla la representación de grupos vulnerables, proceso que se hizo bajando al tercer regidor propuesto, Héctor Miranda, y así cumplir, incluso en la fórmula, con la acción afirmativa demandada por la autoridad electoral; pero con todo y la modificación el comité municipal del IEE le negó el registro.

A la hora de hacer los cambios de última hora, al PVEM se le olvidó pedir la renuncia a la planilla de los perfiles removidos, y “nos quitaron totalmente la planilla, por querer hacer las cosas bien por respetar las leyes”.

El asunto va a tribunales, mientras, el candidato imposibilitado para hacer campaña, para gastar sus aportaciones, para hacer uso de los recursos públicos… A 50 días de la elección se le ve muy lejos de ganar esta guerra electoral. Afortunadamente, hay legislatura hasta septiembre.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *