“No somos personas de segunda categoría, merecemos un trato digno, las víctimas merecen que se apliquen los protocolos de feminicidio que aprobaron en 2019”. Una representante de cada una de las colectivas feministas de Baja California Sur salió a manifestar su inconformidad en la aplicación que la Procuraduría General de Justicia del Estado hace de los protocolos para investigar el feminicidio en el estado.

Las integrantes de la Red de Colectivas Feministas de BCS instalaron cruces rosas con los nombres de víctimas de feminicidio en el estado y portaban una pancarta con el retrato de Ana Luisa, la trabajadora universitaria cuya muerte, a la fecha, no se sabe si es investigada como un feminicidio.

“Tenemos siete feminicidios y están siendo manejados como homicidios que están siendo investigados con una lentitud extraordinaria”, expresó una de las manifestantes integrante de la colectiva “Alhuata Feminista”.

A principios de este mes La Red de Colectivas emitió un comunicado donde exigían a la PGJE y al Gobierno del Estado la aplicación puntual del protocolo de Feminicidio en siete casos específicos que se han suscitado en 2020 y lo que va del 2021.

Respecto a las investigaciones para esclarecer si los eventos que llevaron al fallecimiento de Ana Luisa se trataron de un feminicidio. Al respecto, las activistas dijeron que hasta el momento los familiares no han sido informados sobre el avance en las investigaciones.

Las autoridades, en su momento, no declararon haber iniciado el protocolo para investigar la muerte de Ana Luisa como un feminicidio, en cambio divulgaron la desaparición de objetos de valor, pero no así la violencia con la que le fue arrebatada su vida dentro de su domicilio.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *