Luego de darse a conocer la denuncia ciudadana sobre obra que ganó un pedazo de playa y la mitad del arroyo Costa Azul, zona a la que acuden tradicionalmente esa playa a surfear, la pregunta que surge: ¿quién es la empresa y que demonios están construyendo allí?

Se trata de SBJG Properties SA de CV. La empresa es encargada de la obra aprobada por el XIII Ayuntamiento de Los Cabos bajo la licencia de construcción 188LIC/2020, con la que se construirá un muro de contención.

Desde marzo de 2015 SBJG Properties presentó la manifestación de impacto ambiental del proyecto Canalización del Arroyo Costa Azul en modalidad particular, es decir, fue evaluado por la delegación en Baja California Sur de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Las obras de canalización “consisten en muros de protección de concreto reforzado con varillas de acero corrugadas y revestimiento del piso del canal con concreto reforzado”. La idea es disminuir la velocidad de los escurrimientos de agua que ocurren de manera natural.

La empresa obtuvo una respuesta favorable, según consta en el oficio número SEMARNAT-BCS.02.01.IA.263/15, firmado tan sólo un mes después por el priista José Carlos Cota Osuna. En el documento de la delegación federal describe en características del proyecto:

“(…) fue elegido considerando principalmente la necesidad de proteger las propiedades que la empresa promueve tiene en los costados adyacentes a los márgenes de la desembocadura del arroyo Costa Azul. A desarrollarse en el kilómetro 28.3 del corredor turístico Cabo San Lucas-San José del Cabo, en la parte baja del puente denominado Costa Azul”.

Página 5.

La construcción parece que se demoró unos años hasta que llegó la alcaldesa Armida Castro Guzmán. En el acuerdo número 084 en la sesión extraordinaria, la Comisión Edilicia de Desarrollo Urbano, Planeación, Ecología y Medio Ambiente presentó el caso y fue dada la autorización.

Hoy parte de los usuarios de esta zona costera, acusaron al actual gobierno municipal por permitir que la empresa extendiera la zona de playa y se apoderó de la mitad del arroyo únicamente para evitar que su proyecto sea dañado en próximas lluvias.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *