A unos días del despliegue de los 195 elementos de la nueva Guardia Nacional y a meses de que Gobierno de BCS celebrara la paz en la entidad.

El mes de julio comenzó violento. Por lo menos en 24 horas han ocurrido varios casos que han llamado la atención de los medios de comunicación y las redes sociales, a unos días del despliegue de los 195 elementos de la nueva Guardia Nacional.

El 3 de julio, en la colonia Calafia en la ciudad de La Paz apareció un cadáver en estado de descomposición y desmembrado.

A las 05:30 de la mañana del jueves un levantón en Cabos San Lucas, municipio de Los Cabos, ocurrió. A dos empresarios robaron cerca de 10,000 pesos y los fueron a tirar al tramo que conecta con la comunidad de Pescadero, a la altura de la entrada a playa Los Cerritos.

 Este mismo día, en un hecho histórico para la entidad, la Procuraduría General de Justicia de Baja California Sur confirmó por primera vez un secuestro. Durante la madrugada, agentes policíacos rescataron en La Paz a Beatriz de 59 años, a quien secuestraron y exigían 5 millones de pesos por su liberación.

En San José del Cabo, María Fernanda de 11 años conmocionó a la ciudadanía al desaparecer por más de 24 horas del fraccionamiento Puerto Nuevo. Medios de comunicación reportaron la aparición de la menor con signos de violencia física, pero el procurador Daniel de la Rosa descartó esta versión. Adelantó que existen tres líneas de investigación, pero la menor se encuentra bien.

En La Paz se evidenció un extraño modo de operar del crimen organizado desde el 18 de junio: mochar orejas. Eso le pasó a Oscar Alejandro de 29 años.

Más tarde, un asalto a mano armado por dos hombres sucedió en la colonia Los Olivos, a la altura del bulevar Padre Kino. Los ladrones se llevaron de una farmacia “YZA” la cantidad de 2 mil pesos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *