Frank Aguirre

Hace unos días tuve la necesidad de manifestar a título personal por quién votaré para la alcaldía.

Para tomar esa decisión tuve que consultar a decenas de personas; no para estar seguro de hacerlo si no para estar conforme con la forma y sobretodo el fondo: usar mi postura personal y encauzarla para que ese foco se centre en el bienestar de La Paz, algo que sólo veo posible con la Candidata a la Alcaldía Milena Quiroga.

Esto no es nuevo. Los Supercívicos (amigos personales y fuente de inspiración) lo hicieron en 2018 con varios candidatos a diputaciones locales de distintas partes del país incluyendo la capital. Fred Krupp, presidente de Environmental Defense Fund en 2016 se manifestó públicamente contra la agenda anti-climática de Donald Trump, el día de su victoria sentenció: “Defensa es nuestro nombre de enmedio”. Ken Leinbach, director del Urban Ecology Center a apoyado públicamente a candidatos/as a síndicos/as y defensores/as distritales en Milwaukee. Incluso en alguna ocasión uno de los directores internacionales de Costa Salvaje, fue alcalde de su localidad y a la vez continuaba en la organización ambientalista.

Todo ellos son líderes estratégicos transformadores que me han inspirado a salir del closet electoral.

Decidí dar un paso inusual al frente porque creo que en México cada vez debería ser más común tener una postura política en los medios, en el activismo, en la ciencia, en las artes. Como el New York Times tiene la suya, que es abiertamente demócrata. O como artistas de renombre que apoyaron a Bernie Sanders en las pasadas elecciones primarias en E.U. Y es que personalmente creo que la imparcialidad no existe cuando los derechos humanos o la democracia misma está en juego. En toda caso la “neutralidad” te convierte en cómplice.

Mi postura va acompañada de contradicciones que quisiera disipar para quienes me tengan paciencia e interés de leerme:

¿Esto me vuelve “obradorista”? No. Creo que al igual que El Mijis es sano tener una postura crítica fundamentada que además sea acompañada de una solución. Sigo creyendo que el militarismo y el neoextractivismo es un cáncer ideológico en dicha corriente política.

¿Soy militante de MORENA? Pues no. Ni nadie me ha pedido hacerlo y además desde 2018 nadie puede registrarse como militante en el Partido Movimiento Regeneración Nacional.

¿Cómo es posible saltar de una narrativa independiente a una partidista? Siempre he creído que los partidos políticos son una vía pragmática para la representación institucional colectiva. Pero sus vicios institucionales le hacen difícil al ciudadano común poder aspirar por esta vía a un cargo de elección popular, por ello aún tengo grandes esperanzas en la vía independiente cuando la coyuntura lo permita (aunque también esta vía tiene sus bemoles). Pero este no es el caso de Milena. Como si los planetas se alinearan, una morra de 34 años, paceña, estudiada en casa, madre de Emilia y Betito, criada entre los barrios de la Soli y la Guerrero, que NO es descendiente de ninguna casta política, sin ningún padrino, está contendiendo y compitiendo justa y honradamente. No es la primera vez que públicamente me declino por algún militante de un partido, El Mijis de San Luis (MORENA) es un gran amigo personal, así como Lucia Riojas Diputada Federal por el PRD/MC/PAN.

¿Esta contradicción no raya en la hipocresía? No. Decía Lefebre que entre las contradicciones existen momentos temporales antagonistas al capitalismo, llamados espacios diferenciales: la amistad, el amor no romántico, las comunalidades, la colaboración, y sus consecuencias. De la misma forma sigo creyendo que la política federal neoextractivista y militarista es un gran lastre, pero en esta contradicción hay una fractura dónde se nos presenta un espacio diferencial: una mujer, que se asume feminista, en una relación dónde los roles de familia esperados están invertidos; una joven, profesionista, ecologista por el agua, progresista por la democracia participativa y humanista por el derecho a decidir sobre nuestra identidad y nuestros cuerpos.

Reconocer las contradicciones nos ayuda a marcar una línea moral clara en el suelo ético y nos ayuda a visualizar de dónde debemos alejarnos cada vez más para no caer en la pifia y la hipocresía.

Firmemente creo que no deberíamos tener miedo o siquiera enemistarnos por decir a título personal y públicamente cuál es nuestro libro favorito, qué equipo de fútbol nos apasiona más o cual político nos inspira confianza al punto del sufragio. Por ello te comparto las 5 razones que me inspiraron a decir públicamente que votaré por MILENA QUIROGA para PRESIDENTA:

1.- Su propuesta ante la crisis de agua – Hacer cosas tan sencillas como construir una línea púrpura para trasladar las aguas grises y de ahí utilizarla para dejar de regar las jardines, parques y camellones con agua purificada y hacerlo con aguas tratadas para ahorrar el vital líquido; o construir en los trayectos de los cauces de varios arroyos infraestructura para contener el agua de lluvia y aumentar la infiltración al acuífero. Así como sectorizar las tomas de agua para:

–           Detectar dónde están las fugas y repararlas.

–           Determinar dónde se está cobrando únicamente la presión de aire, y no llega agua y garantizar
               que llegue el servicio.

  • Medir cuánto consumen los 60,000 usuarios que no cuentan con medidores de agua.

2.- Su postura ante Salgado Macedonio: hace un par de meses cuando aún no comenzaban las campañas, mi esposa y yo escuchamos en la radio un comunicado oficial de militantes de MORENA que emitían su postura contra la candidatura de Salgado, entre ellas estaba la diputada.

3.- Es abiertamente Feminista – Con todo y los costos políticos que puede tener una postura ideológica, Milena se ha mostrado aliada a la causa en retórica y en su actuar como funcionaria, como el rechazo a la imposición de candidatos por denuncias de abuso sexual o su labor legislativo para garantizar partos humanizados y evitar la violencia obstétrica.

4.- Su política de austeridad – Milena no propaga una postura hegemónica como moda retórica obradorista. Actúa en consecuencia de forma pragmática y tangible. Al renunciar a bonos millonarios como diputada (más de 2 millones de pesos) en el congreso, construyó con nuestros impuestos 15 mil 380 metros cuadrados de áreas verdes en La Paz. Esa forma de ahorro en gasto corriente superfluo será la fórmula para construir parques, espacios públicos y centros comunitarios durante su administración municipal.

5.- Presupuesto participativo – Este es uno de los proyectos más ambiciosos y que sin duda con la aportación de diversas organizaciones y movimientos, se podrá elaborar un programa perfectible para que las y los vecinos decidamos cómo usar un porcentaje de nuestros impuestos para su uso en las colonias de la ciudad de La Paz.

Si quieres conocer más al respecto, involucrarte para aportar fuera de la vía partidista, disipar dudas, participar, colaborar desde tu trinchera manda un mensaje a la página de facebook de Milena Quiroga Romero o a mí en Frank Aguirre Riveros (facebook) @soyfrankbcs (twitter/instagram), un correo a [email protected] o un whats  al 612-86-87-812.

Nos quedan 3 semanas para que cada vez más la ciudadanía la conozca, reconozca y entienda su plan de gobierno municipal.  Este llamado a la acción es solo el comienzo para llegar a colocar a una de las nuestras en la alcaldía, pero solo juntas y juntos lo haremos posible.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *