Por medio de una carta dirigida a la ciudadanía sudcaliforniana el día de ayer, 30 de noviembre, Al presidente de México, al director general del ISSSTE, al gobernador de BCS se da a conocer el fallecimiento de una persona, llamada Francisco, por la negligencia médica del personal del nosocomio.

En la carta se relata cómo los trabajadores de la salud no prestaron el servicio para mejorar la condición del paciente cuando este presentaba problemas graves para mantenerse con vida.

La denuncia ciudadana detalla que al momento en que el señor Francisco arribó al área de hemodiálisis comenzó a sentirse mal, a lo cual, pidió una pastilla al personal que le fue negada “porque en esa área no se tienen medicamentos” , dijeron. El paciente comenzó a perder el conocimiento y sus manos comenzaron a “enroscar”. Pacientes y familiares comenzaron a acercarse para ayudarle al mismo tiempo que pedían el auxilio de los médicos y enfermeros, nadie de ellos se acercó aun estando a escasos metros del paciente, al cual, intentaban reanimar “poniéndole alcohol para que lo oliera y hablándole, mientras se seguía solicitando que alguien del personal se dignara a atenderlo”, se relata en la carta.

La denuncia señala al “doctor Jesús Pinto, nefrólogo, encargado del turno vespertino, y que debería de estar ahí, a esa hora, brillaba por su ausencia, como siempre”.

Finalmente, con la ayuda de un recepcionista del área y otras personas le subieron a una silla de ruedas y lo trasladaron a urgencias donde no lo atendieron de inmediato. Al final falleció.

La denuncia ciudadana exige a las autoridades tomar cartas en el asunto, que se haga justicia, que se investigue a fondo, exigen se determine la responsabilidad legal por negligencia y se castigue a los responsables por no atender de inmediato y adecuadamente al señor Francisco,. “No lo mataron, pero al no atenderlo, ni buscar, si quiera, ayudarlo son responsables de su muerte por omisión. Vimos cómo lo dejaron morir, así será como reaccionarán con nosotros y nuestros enfermos. Un a verdadera pesadilla lo que vivimos hoy en el ISSSTE Conchalito”, finaliza la carta.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *