La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) emitió su tercera recomendación del año 03/2021, donde se acredita la violación de derechos humanos del joven Otter “N”, hacia la Policía Municipal de La Paz por la violación al derecho a un trato digno al emplear arbitrariamente la fuerza pública; a la Prodcuraduría del Estado por la violación al derecho de acceso a la justicia en su modalidad de procuración de justicia, y a otras autoridades involucradas. 

De acuerdo a los hechos, el 19 de mayo de 2020, Otter “N” y su padre José “N”, hacían trabajo de mecánica en el vehículo con motor modificado.  Al arrancar el auto, Otter, provocó fuertes ruidos ya que el motor del vehículo se encontraba modificado.

Sale a probar el auto a unas cuadras de su casa y a los pocos minutos regresa, arribaron agentes municipales preguntando por el conductor, al identificarse Otter “N”, proceden a su detención con motivo de derrapar y acelerar innecesariamente, un tercero el agente aplica una llave de estrangulamiento.

Sometido en la calle boca abajo, sin movimientos por falta de respiración, le colocan los candados de manos. Aplicando una técnica de sometimiento que puede provocar la muerte por ahogamiento como sucedió con una mujer en Quintana Roo la semana pasada. 

Minutos después de la detención, llega otra unidad y aparece una persona vestida de civil, a quien el padre del quejoso reconoce como el Comandante.

El servidor público amenazó al padre del quejoso de detenerlo si se acerca a las unidades y obstruye el paso al padre del conductor, con un tubo en la mano.

El detenido fue trasladado a la Comandancia Legaspy en la capital del estado, las violaciones continuaron, el quejoso señaló que fue agredido de forma física y psicológica.

Las víctimas presentaron una denuncia penal, posteriormente, el 3 de junio de 2020 presentaron queja ante la Unidad de Control Interno de la Dirección Tránsito y el 26 de agosto de 2020 presentaron una petición ante la Contraloría Municipal del Ayuntamiento. 

Al analizar los hechos, la CEDH determinó que se violaron derechos humanos de Otter y su familia.

“Existen pruebas que demuestran un exceso en el uso de la fuerza, como el video del sometimiento durante la detención, la colocación de esposas, el certificado médico de lesiones por el médico legista adscrito a la Procuraduría y el ingreso a la Comandancia” expresa el documento remitido a las dependencias involucradas.

La CEDH recomendó a la Policía Municipal de La Paz disculparse y comprometerse a la no repetición de estos hechos.  Solicitó que se incorpore copia de la presente Recomendación en el expediente laboral y personal de los Policías Municipales que violaron Derechos Humanos. Reiteró la solicitud de capacitación a los Policías Municipales, para prevenir la violación de derechos humanos en la detención de personas. 

 Reiteraron que la Policía Municipal debe gestionar ante la autoridad competente la dotación de equipos de videograbación, que permitirán evidenciar que las acciones durante las detenciones. 

El documento solicita a la Unidad Control Interno de la Dirección Tránsito y la Contraloría Municipal del Ayuntamiento de La Paz, recomienda llevar a cabo todos los actos de investigación para vincular responsabilidades. 

Además, solicita a la Procuraduría General de Justicia garantizar que se lleven a cabo los actos de investigación y periciales para el esclarecimiento del hecho y la respectiva sanción en contra de los responsables. 

Finalmente, la CEDH indicó a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas a llevar a cabo el Registro Estatal de Víctimas y garantizará la reparación integral del daño.

Esta es la segunda recomendación que la CEDH emite vinculando agentes de la Policía Municipal de La Paz a acciones de abuso de la fuerza en lo que va del 2021.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *