Tlalpan, Ciudad de México.
Ni siquiera había pasado una semana en que “levantaron” y asesinaron a Norberto Ronquillo y ahora la escena se repite.
Leonardo Avendaño recién acaba de terminar su maestría en la Universidad Intercontinental, al sur de la ciudad. El martes 11 de junio fue secuestrado, ayer, se encontró su cuerpo sin vida dentro de un automóvil color gris el cual le pertenecía.

Los dos casos presentan algunas similitudes, los estudiantes pertenecían a escuelas privadas ubicadas al sur de la ciudad, sus captores pactaron la negociación en la misma zona, sin embargo, ambos murieron 48 horas después de que se reportara su desaparición.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *