La imposición de la diputada por el Partido Humanista, Daniela Rubio, al principio de la lista de diputadas plurinominales del Partido Acción Nacional (PAN), por lo cual no se ha dejado de sentir el escozor de la clase política dominante en el estado, sobre todo de mujeres panista, quienes ven como traición a la carrera política de quienes militan desde hace años en el instituto político.

Apenas se informaba que la Superma Corte de Justicia de la Nación regresaba a la diputada Rubio como presidenta de la Mesa Directiva del periodo de sesiones suspendido por ella, reanudado por la fracción de Morena y que llevó a un juicio que duró un año a los diputados del congreso y al mismísimo Gobernador del Estado Carlos Mendoza Davis quien inclusive llevó su aparato judicial a defender el puesto de la diputada del partido del colibrí.

Ahora al parecer debido a su excelente desempeño en la XV legislatura votando contra el matrimonio igualitario, a favor de la llamada Ley Mendoza que fiscaliza de manera más intensa a los ayuntamientos, y la ley de movilidad que fue bloqueada por la mayoría morenista, recibe el mejor premio que se puede merecer: la seguridad de trabajar por todos los sudcalifornianos en el congreso del estado por otros tres años.

Así es, los sudcalifornianos no podemos hacer nada para evitar que Daniela Rubio siga siendo diputada durante la XVI Legislatura, pero no fue el Partido Humanista que la cobijó sino el mismísimo consejo de Acción Nacional determinó que ella encabece la lista de las candidatas y candidatos a legisladores plurinominales por lo que el PAN solo requiere unos cuantos votos para asegurar la curul de la licencia Rubio Avilés.

La militancia no esperó al anuncio oficial del PAN y ya se encuentra tomando las redes sociales para expresar su descontento, al considerar lo sucedido como una acción que da la espalda a las y los panistas de cepa, que han militado y participado en la política interna del partido por años.

Sin duda, la más enojada ha sido la doctora Alicia Uribe, consejera política de Acción Nacional, quien publicó en su cuenta personal que se sentía humillada políticamente como panista.

“Nos están humillando políticamente a las panistas de BCS al poner a la actual diputada Daniela Rubio del humanista en la lista estatal en el espacio número uno de pluris, espacio que por derecho le corresponde a una nuestra”

Con 22 años de experiencia militando en el instituto político que ha gobernado por 10 el estado, Alicia Uribe, todavía no cabe en su estupefacción al saber que Acción Nacional ha dado la espalda a los panistas con intenciones de buscar la simpatía de las y los ciudadanos.

No cabe duda que la diputada Rubio Avilés tendrá un desempeño en su próximo encargo político (osea el mismo que ha ocupado por tres años), que será al menos tan bueno como el que le ha permitido ganarse el premio político más codiciado: la reelección sin ser votada.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *