La sospecha recae sobre los acarreados que llegaron desde Los Cabos en camiones de la empresa ABC.

Lo que usted ve no es una obra de arte abstracta. Tampoco el rastro que deja un niño cuando juega con lodo. Lo que usted observa en la fotografía es el baño de mujeres de la Sala de Sesiones del Congreso del Estado de Baja California Sur después de la manifestación en contra y a favor de los matrimonios igualitarios.

Todas las sospechas de la atrocidad con materia fecal, luego de su comportamiento, apuntan a los acarreados que llegaron desde Los Cabos en camiones ABC, color rojo, presumiblemente vinculados con la comunidad cristiana fundamentalista del Frente Nacional por la Familia.

No sólo eso, les pareció buena idea manifestar su indignación ante la primera lectura de la iniciativa a favor de los matrimonios igualitarios, que decidieron dejar tremendos pedazos de caca sobre el piso.

Taparon con papel el lavamanos y esparcieron el mismo por todo el lugar. Esto provocó el enojo de algunas reporteras que cubren la fuente como Alejandra Estrada Obregón, quien denunció en su cuenta el cagadero.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *