El gobernador panista de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, decidió retomar la confrontación con legisladores locales al vetar las modificaciones a Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos a un día de iniciar 2021, año electoral en el que la prioridad de la alianza del PAN-PRI-PRD es la recuperación de posiciones tanto en el congreso estatal como federal.

El mandatario justificó su decisión asegurando que “el veto responde a una convicción: las decisiones de política pública deben responder a una necesidad social, nunca a un interés electoral”.  

No sólo eso, consideró los recortes hechos por Morena pasaron “por alto el derecho de las y los sudcalifornianos a recibir servicios de calidad por parte de su Gobierno estatal”. Sin embargo, la diputada Milena Quiroga Romero  calificó la acción del gobernante como una “estrategia de la derecha es demeritar el trabajo de Morena”.

“La estrategia de la derecha es demeritar el trabajo de Morena a base de mentiras, siempre hemos buscado el Bienestar del pueblo y garantizar el correcto uso de sus recursos, más aún mientras atraviesa un momento tan difícil como la Pandemia. No puede gastarse el recurso en rubros que no son prioritarios, mientras urge reforzar el sector salud, a los cuerpos de seguridad y a las maestras y maestros”,

escribió en su página oficial la legisladora.

Quiroga Romero describió cada una de las modificaciones se hicieron en rubros no prioritarios de Servicios de comunicación social y publicidad, Servicios de traslado, viáticos en el país y pasajes aéreos.

La iniciativa del gobernador designó 50 millones 353 mil 478 pesos sólo para comunicar las acciones gubernamentales durante el año de 2021. Las y los diputados decidieron un recorte de 10 millones de pesos.

En servicios de traslado y viáticos, Mendoza Davis quería 33 millones 906 mil 276 pesos, pero el congreso recortó 25 millones de pesos. Lo mismo para pasajes aéreos, de 12 millones 770 mil 504 le fueron reorientados 10 millones de pesos mientras que en viáticos en el país de los 14 millones 375 mil 506 pesos le quitaron 12 millones de pesos.

La diputada resaltó que las modificaciones tenían el objetivo de reforzar el sector educativo, de seguridad y salud.  Desmintió que exista un una reducción del 60% del presupuesto en el Capítulo 3000, el cual, calculó en 38%. Sólo se cambió menos del 2%.

A la supuesta preocupación de no abandonar a las familias, Quiroga Romero contestó al mandatario que “sigue mintiendo para seguir usando desmedidamente el dinero del pueblo”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *