Con la aprehensión del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, y ahora testigo protegido carácter que le otorgó la Fiscalía General de la República, presuntamente se aclararán temas pendientes como la aprobación de la Reforma Energética y los rumores de corrupción en torno a ella.

En los próximos días se sabrán, a través de pruebas como supuestas grabaciones con las que cuenta Emilio Lozoya Austin, nombres que expondrían la presunta corrupción en torno a la reforma energética aprobada durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Si bien aún no se sabe qué exlegisladores pudieron verse involucrados en algún soborno por dar su voto para avalar la reforma energética, habría representantes sudcalifornianos implicados pues fueron partícipes de la LXII legislatura del Congreso de la Unión que respaldaron los cambios a la ley.

Ricardo Barroso Agramont e Isaías González Cuevas por el PRI y el hoy gobernador, Carlos Mendoza Davis del PAN, votaron a favor desde el Senado, así como los diputados federales panistas Arturo de la Rosa Escalante y Francisco Pelayo Covarrubias, aún cuando su compañero de bancada Alfredo Zamora García, plurinominal de ese partido, votó en contra de los cambios a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

“Hay información de que para tener los votos de la reforma energética hubieron sobornos… porque se va a saber si se compró la reforma energética” y contribuirá a limpiar de corrupción en México, dijo López Obrador al pronunciarse sobre el tema.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *