El gobernador Carlos Mendoza se negó ha hablar de los conflictos en el Congreso del Estado y de su presunta injerencia en ellos.

Durante la última sesión del Consejo Estatal de Salud, el gobernador Carlos Mendoza Davis se negó a responder preguntas acerca del conflicto que desde hace semanas se gesta en el Congreso del Estado, donde fracciones afines al gobierno estatal (Partido Acción Nacional, Partido Revolucionario Institucional, Partido Encuentro Solidario, Partido de Renovación Sudcaliforniana y Partido Humanista) emprendieron una avanzada para obtener el control del Poder Legislativo desde el aparato fiscal, luego de que la alianza multipartidista lograda en 2019 contra el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se viniera abajo.

Mendoza Davis dijo a los representantes de medios de comunicación que no contestaría ninguna de sus preguntas referentes a cualquier tema distinto a la pandemia de Covid-19, la cual ha dejado hasta el momento 18 personas contagiadas y 2 fallecidas, a pesar de que la crisis legislativa que se vive en el Congreso ha llegado ya a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde también se analiza si hubo o uno una intrusión del Poder Ejecutivo en las labores del Legislativo, provocando la desestabilización que hoy impera.

“Quisiera decirles que exclusivamente habremos de tomar preguntas relacionadas con este tema, ningún otro tema, porque no se debe de diluir el mensaje en estos momentos hablando de otras cosas. Les pido su solidaridad y, por supuesto, su comprensión”, dijo el mandatario a la prensa.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *