Durante su primer día en La Paz, inauguró la carretera La Paz-Pichlingue y dio el banderazo de inicio para la construcción de turbinas de CFE, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador criticó a la administración de Enrique Peña Nieto por permitir el saqueo de México por parte de empresas extranjeras, sobre todo derivado de la Reforma Energética impulsada por el PAN-PRI-PRD.

“Antes, durante periodo neoliberal, solo importaban los negocios, solo usaban al gobierno para sacar provecho personal. Tenían secuestrado al gobierno, solo les importaba saquear a México, sobre todo empresas extrajeras que veían como tierra de conquista, todo eso se terminó: A robar a otros lados, aquí no se permite la corrupción”,

explicó el mandatario nacional.

El comentario surgió en torno la reconversión de gas natural de las centrales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Justamente, el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, un día antes de la llegada del presidente visitó la central privada de New Fortress Energy, proyecto que presumió durante su discurso.

“Vine a supervisar el proyecto de construcción de una planta de electricidad, la CFE va a garantizar que no haya apagones, que siempre se tenga energía eléctrica y voy a reafirma compromiso de que no aumentará precio de la luz, al contrario, se mantendrán los subsidios en tiempos de mucho calor”,

sentenció López Obrador.

En un boletín de prensa, el Gobierno de Baja California Sur informó que empresas como la CFE y otras del sector privado, podrán comprar energía a la planta que generará un máximo de 2 gigawatts o gas de la microcentral de almacenamiento ubicada dentro de Administración Portuaria Integral (API) BCS:

“Contar con gas natural licuado permitirá además a la industria de BCS allegarse de un energético más accesible y sustentable que podrá ser usado de manera muy diversa como en equipos de aire acondicionado, calderas, e incluso como combustible para automóviles”.

Hace unos meses, la empresa New Fortress Energy entró en polémica cuando invadió terrenos pertenecientes a las familias Cota y Benton Fiol.

Después, las críticas arreciaron contra el corporativo estadounidense crecieron debido a que decidió construir dentro de un sitio de importancia natural como son los manglares de Balandra y, cuando la organización Costa Salvaje fue a corroborar los daños, guardias de seguridad privada amedrentaron a una de las integrantes de la asociación.

La mañana de hoy, AMLO inauguró las nuevas unidades de generación turbogas aeroderivadas de la CFE, dependientes de gas natural, con la que inyectarán más energía al sistema público que conecta al sur de BCS. Incluso, se anunció que se construirá una nueva central termoeléctrica para generar energía de sobra y soportar el crecimiento económico y poblacional.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *