“No da la cara, señor”, narró en su transmisión el colectivo Búsqueda por La Paz. El reproche iba dirigido al gobernador Carlos Mendoza Davis, porque a unos meses para terminar su mandato, ninguna vez se ha sentado con las familias de víctimas de personas desaparecidas.

El reclamo se hizo durante el pase de lista de las personas desaparecidas en Baja California Sur misma que parece crecer. “Ellos no están, pero los familiares están”, decía pronto la narradora del video que acusó al gobierno de “querer ocultar todo”. “Nosotros hacemos presencia por ellos”, agregó.

Desde de febrero las y los buscadores de ‘tesoros’, como ellos mismos se han autonombrado, criticaron la falta de sensibilidad del mandatario estatal por recibirlos, cuestionando la efectividad de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Asimismo, en el norte de la entidad, familiares de Emmanuel Aguilar Montoya, Aolanis Sánchez Lucero y el más reciente de Gerardo Martínez García lo interceptaron para señalar irregularidades y lentitud en el sistema estatal de justicia.  Emmanuel aseguran que fue asesinado extrajudicialmente y no hay avances desde hace un año; Aolanis recibió un par de balazos mientras sostenía a su pequeña y hasta ahora no ha caído el responsable de su feminicidio; Gerardo entrando el año en una celda de la Policía Municipal de Mulegé en Guerrero Negro.

“Mendoza Davis no sea indolente, desaparecen las personas en la cara de la gente”, cantaban.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *