Gilberto Piñeda

Desde el día que saludé y escuché en el programa de la Radio Zapatista Sudcaliforniana (RZSud) el pasado 14 de diciembre al compañero Enrique (Ávila Carrillo) a quien nosotros le decimos cariñosamente “El Vikingo”, donde nos hizo un extraordinario y didáctico relato de las iniciativas políticas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a partir de 1994; cuando nos vimos virtualmente me acordé cuando lo conocí en algún verano en aquellas interminables asambleas de profesores-estudiantes de la Escuela Normal Superior de México donde estudiaban el Victor, la Mirna, el Fili y el Pollo, y en las reuniones de la Corriente Sindical Independiente y Democrática del SNTE (la COSID), donde yo me aparecía de colado; después militamos por más de 30 años juntos en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (el PRT) él en la ciudad de México y yo en La Paz, pero a veces nos veíamos en las reuniones del Comité Central y en los congresos del partido, y después en 1996 por separado suscribimos como muchos y muchas  en México, la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona que llamaba a formar en el Frente Zapatista de Liberación Nacional (el FZLN) junto con muchos compañeros y compañeras de La Paz principalmente; me recuerdo que en la segunda etapa del FZLN, tuvimos una discrepancia política al interior que finalmente, cada uno por su lado, comprendimos y entendimos; ambos seguimos el mismo camino en La Otra Campaña y en las Redes de Apoyo al Concejo Indígena de Gobierno y a su Vocera Marichuy, y por lo que comentó en el programa de la RZSud  él forma parte del Colectivo de Profesores de la Sexta en la Ciudad de México y yo soy parte de la Brigada Ricardo Flores Magón y de la RZSud.

Programa de la Radio Zapatista Sudcaliforniana en La Paz con Enrique Ávila Carrillo del Colectivo de Profesores con la Sexta de la ciudad de México.

Mientras hablaba “El Vikingo” en el programa de la RZSud me pasó por la mente una pregunta que la externé al final, y que no he podido contestar desde hace por lo menos 10 años. ¿Por qué los colectivos y activistas afines al zapatismo nos fuimos haciendo menos a pesar de la enorme fortaleza moral y política a escala nacional y mundial que tiene del pensamiento zapatista?.

Por ejemplo en el colectivo donde actualmente participo, de una docena de compañeras(os) solo dos somos Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, aunque obviamente, el colectivo apoya y se solidariza con el zapatismo. No creo poder responder la pregunta ahora, pero al menos es obligada un reflexión a manera de balance, precisamente ahora que la pandemia ya tiene 10 meses, se  inicia la tercera década del siglo XXI y el capitalismo sigue más fuerte que nunca con todo y la crisis sanitaria y económica que vive en todo el planeta; y que seguramente seguirá tan fuerte como suele suceder después de cada  crisis capitalista, empezando por la recuperación  de las grandes farmacéuticas y de las ciencias médicas y tecnológica en el mercado capitalista, ellos serán los primeros en recomponerse después la crisis  con las compras billonarias que harán los gobiernos del mundo (Por ejemplo en el año anterior a la pandemia la fuerza de trabajo de Pfizer ascendía a más de 88 mil trabajadores en el mundo y tuvo ingresos por más de 51 mil millones de dólares).

En México y el Mundo, las personas y colectivos que desde 1994 han acompañado al zapatismo hasta nuestros días ya no son los mismos, estos se han ido moviendo de acuerdo a las iniciativas políticas que el EZLN ha propuesto a lo largo de estos 27 años empezando por aquellos que se formaron al inicio después del levantamiento indígena del primero de enero de 1994 donde se incorporaron de manera espontánea a las movilizaciones para parar la guerra de exterminio que intentaba el gobierno de Carlos Salinas de Gortari con el apoyo del ejército federal; fueron grandes movilizaciones en solidaridad con el EZLN formado por personas de diferentes ideologías de la sociedad civil y militantes de los partidos que se reclamaban de la izquierda mexicana y sudcaliforniana que se mantuvieron organizados para formar la Convención Nacional Democrática (CND) y  el efímero Movimiento de Liberación Nacional (MLN).

Foro de la Convención Nacional Democrática de Baja California Sur con representantes de la sociedad civil  en la ciudad de La Paz, 2014.

Muchas personas de la sociedad civil de diversas ideologías y militantes de la autodenominada  izquierda que participaron entre 1994 y 1996 ya no se incorporaron a la formación del Frente Zapatista de Liberación Nacional (FZLN) por razones obvias, ya que la pertenencia al FZLN  no permitía la doble militancia a la que algunos se habían acostumbrado con la formación de la CND, pero también porque el perfil anticapitalista se había trazado con mayor claridad  con esta nueva formación política, civil y pacífica, aunque seguía reivindicando la lucha por una nueva constitución como era la iniciativa de la CND; aquí en La Paz por ejemplo, la base mayoritaria que sostuvo al FZLN fuimos en su mayoría las y los ex militantes del PRT organizados, cuyas células pasaron a ser los Comités Civiles de Dialogo (CCD´s) magisterial,  estudiantil, universitario, sindical y de barrial.

Manta del Frente Zapatista Liberación nacional (FZLN) en el jardín Velasco de la ciudad de La Paz condenando la masacre de Acteal, 1997.

Al inicio de la formación del FZLN al que convocaba la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona aquel primero de enero de 1996 fue recibida con mucho entusiasmo por muchas(os) activistas de la CND y de los Comités Civiles de Diálogo que se habían formado y que serían la base del nuevo FZLN hasta su constitución en 1997 que intentó formar una dirección colectiva en la Comisión Coordinadora  Nacional (CoCoNal) que servía de enlace con el EZLN en donde estaban representadas los comité locales o estatales. Tengo la sensación que en una primera etapa del FZLN que va de la Cuarta Declaración en 1996 a la Consulta Indígena en 1999, tuvo un ascendencia social muy significativa  y una expansión político-organizativa muy importante que culminó precisamente con los enormes esfuerzos locales de la consulta nacional, sin embargo después de las elecciones presidenciales del 2000 y  la marcha del color de la tierra en 2001 hasta su disolución en 2005, tuvo un descenso gradual no solo en el número de integrantes sino también en cuanto a sus actividades políticas y un debilitamiento organizativo; así sucedió en el caso de Baja California Sur donde hubo una baja muy notable en el año 2000 por la salida de cuadros políticos del antiguo PRT y del nuevo FZLN, y que decidieron apostarle al frente electoral que encabezaba localmente en aquel entonces la Coalición PRD-PT y que ahora forman parte del partido Morena  donde las aspiraciones político-electorales para algunos se fueron haciendo realidad en las diputaciones, presidencia municipal y, senadurías, y todo hace indicar que uno de esos cuadros políticos será el gobernador del Estado en 2021 postulado por Morena.

Doña Rosario Ibarra de Piedra inaugurando el mural del local del Frente Zapatista de Liberación Nacional en la colonia Los Olvos de la ciudad de La Paz, 2000.

Se puede decir que la Sexta Declaración de La Selva Lacandona en 2005 y el llamado a organizar La Otra Campaña en 2006-2007, hubo de nuevo un impacto político nacional y mundial del EZLN en amplios capas de la población que influyeron a nuevos sectores principalmente de otros jóvenes anarquistas, otros  indígenas, otras mujeres, otros artistas, otros intelectuales, otros profesores,   que muchos de ellos se incorporaron como Adherentes a la Sexta Declaración o como simpatizantes de La Otra Campaña; recuerdo que al grupo que venía del FZLN y que había adoptado el nombre de Frente Zapatista Sudcaliforniano (FZS), se incorporaron como Adherentes a la Sexta cerca de medio centenar de compañeros y compañeros, en su mayoría jóvenes, que fueron los organizadores y organizadoras de la caravana del Delegado Zero, el Subcomandante Marcos, en 2006 y de los otros delegados de la Comisión Sexta en 2007, la Comandanta Yolanda, y los Comandantes Maxo y Guillermo, que tuvieron reuniones con sindicalistas, asambleas con trabajadoras calamareras de Santa Rosalía, con ejidatarios que tenían tomadas  las tierras rentadas  a la Exportadora de Sal en Guerrero Negro y con vecinos y vecinas que luchaban por la caída de la antena de Telefonía Celular en la Colonia Rinconda Los Olivos, precisamente cuando gobernaba el Municipio de La Paz un ex militante del PRT y ex integrante del FZLN, y que seguramente será el gobernador en 2021, a quien se le exigió la demolición de la antena, como se demolió, después de un año de denuncia por el delegado Zero en su recorrido por el país.

El subcomandante Marcos en el Foro sobre Capitalismo en Cabo San Lucas, Baja california Sur, 2006.

La organización que se había alcanzado en La Otra Campaña entre 2005 y 2007 se fue poco a poco debilitando seguramente que en todo el país, pero aquí en La Paz del medio centenar de Adherentes a la Sexta que había, para 2010 solo quedábamos cuatro o cinco que nos manteníamos organizados a punto de reducirse a su mínima expresión, fue cuando entre los tres Adherentes a la Sexta que quedábamos de lo que era el Frente Zapatista Sudcaliforniano, se buscó una salida para mantener vivo el pensamiento zapatista y prendida la llama del zapatismo con unos cuantos activistas, lo que resultaba muy complejo; fue así que a alguien se le ocurrió utilizar la Internet para difundir las luchas locales y la palabra zapatista, primero en Podscat  y después en vivo, ahí fue donde surgió la Radio Zapatista Sudcaliforniana como brazo sonoro del Frente Zapatista Sudcaliforniano que así se llamaba al pequeñísimo colectivo que quedaba en el local. Coincidentemente, en ese año del 2010, el Centro de Investigaciones Sociales, Sindicales y Laborales, A.C. (CISSLABORAL, A.C.) que tenía su sede en la Casa de la Trabajadora y del Trabajador estaba en la Colonía Guerrero (donde se hospedó el delgado Zero y se hicieron las reuniones de La Otra Campaña), se mudó a la planta baja del local del Frente Zapatista Sudcaliforniano, éste se pasó a la planta alta donde se instaló la RZSud (Originalmente el local de la Colonia Los Olivos fue construido por el PRT en 1993, donado a los grupos  de acompañamiento al movimiento zapatistas una vez que se disolvió localmente y que ha quedado en custodia del CISSLABORAL A.C. desde entonces por ser este un figura jurídica legalmente constituida, que hace cinco años empezó a organizar el Archivo Histórico del Movimiento Social Sudcaliforniano, el AHMSS, donde personalmente participo  junto a cuatro compañeras).

Despedida de la delegación de la comisión Sexta del EZLN, comandanta Yolanda, Comandante Maxo y Comandante Guillrmo en la terminal del transbordador en el puerto de Pichilingue en La Paz, Baja california Sur, 2007.

Ya pasaron 10 años desde la fundación de la RZSud y sigue ahí como un eco de la palabra zapatista, la que hay que mantener como una llama encendida, porque en esta tercera década del siglo XXI vienen seguramente nuevas iniciativas del EZLN como la que nos ha anunciado en un comunicado difundido el 5 de octubre pasado (Sexta Parte. UNA MONTAÑA EN ALTA MAR) en el que manifiesta lo siguiente:

Que es tiempo de nuevo para que bailen los corazones, y que no sean ni su música ni sus pasos, los del lamento y la resignación.

Que diversas delegaciones zapatistas, hombres, mujeres y otroas del color de nuestra tierra, saldremos a recorrer el mundo, caminaremos o navegaremos hasta suelos, mares y cielos remotos, buscando no la diferencia, no la superioridad, no la afrenta, mucho menos el perdón y la lástima.

Iremos a encontrar lo que nos hace iguales.

No sólo la humanidad que anima nuestras pieles diferentes, nuestros distintos modos, nuestras lenguas y colores diversos.  También, y sobre todo, el sueño común que, como especie, compartimos desde que, en la África que pareciera lejana, echamos a andar del regazo de la primera mujer: la búsqueda de la libertad que animó ese primer paso… y que sigue andando.

Que el primer destino de este viaje planetario será el continente europeo.

Que navegaremos hacia las tierras europeas.  Que saldremos y que zarparemos, desde tierras mexicanas, en el mes de abril del año del 2021.

Que, después de recorrer varios rincones de la Europa de abajo y a la izquierda, llegaremos a Madrid, la capital española, el 13 de agosto del 2021 -500 años después de la supuesta conquista de lo que hoy es México-.  Y que, inmediatamente después, seguiremos el camino.

Que hablaremos al pueblo español.  No para amenazar, reprochar, insultar o exigir.  No para demandarle que nos pida perdón.  No para servirles ni para servirnos.

Iremos a decirle al pueblo de España dos cosas sencillas:

 Uno: Que no nos conquistaron.  Que seguimos en resistencia y rebeldía.

Dos: Que no tienen por qué pedir que les perdonemos nada.  Ya basta de jugar con el pasado lejano para justificar, con demagogia e hipocresía, los crímenes actuales y en curso: el asesinato de luchadores sociales, como el hermano Samir Flores Soberanes; los genocidios escondidos detrás de megaproyectos, concebidos y realizados para contento del poderoso -el mismo que flagela todos los rincones del planeta-; el aliento monetario y de impunidad para los paramilitares; la compra de conciencias y dignidades con 30 monedas”.

Tan simple como eso.

Antes de seguir, preguntarnos ¿Qué ha pasado en estos 10 años?

En primer lugar, la Sexta Declaración de la Selva Lacandona sigue vigente, tan es así, que la organización formada por individuos e individuas adherentes  y los Comités de Resistencia y Rebeldía han asumido que son de LA SEXTA; por ejemplo los compañeros y compañeras del EZLN cuando emiten un comunicado o cuando participan en alguna reunión,  se dirigen a lxs compañerxs de La Sexta, que seríamos todas y todos los adherentes; en segundo lugar, los destinatarios principales de los comunicados como “compañerx de la Sexta” probablemente empezó después de que los miles de zapatistas  el 21 de diciembre de 2012 ocuparon las cinco cabeceras municipales de Palenque, Altamirano, Las Margaritas, Ocosingo y San Cristóbal de La Casas, emulando la toma del primero de enero de 1994, pero en esta ocasión en forma pacífica y en completo silencio; ya que en el comunicado del 30 de diciembre de ese año se refieren que “…a partir de ahora, nuestra palabra empezará a ser selectiva en su destinatario y, salvo en contadas ocasiones, sólo podrá ser comprendida por quienes con nosotros han caminado y caminan, sin rendirse a las modas mediáticas y coyunturales”; precisamente en uno de los comunicados conocidos como “Ellos y Nosotros” publicado el 26 de enero de 2013, hay uno que se llama precisamente V.LA SEXTA y ahí definen con claridad lo que significa: “La Sexta es una convocatoria zapatista.  Convocar no es unir.  No pretendemos unir bajo una dirección, ni zapatista ni de cualquier otra filiación.  No buscamos cooptar, reclutar, suplantar, aparentar, simular, engañar, dirigir, subordinar, usar.  El destino es el mismo, pero la diferencia, la heterogeneidad, la autonomía de los modos de caminar, son la riqueza de la Sexta, son su fuerza.  Ofrecemos y ofreceremos respeto, y demandamos y demandaremos respeto.  A la Sexta [email protected] se adhiere sin más requisito que el «no» que nos convoca y el compromiso de construir los «sí» necesarios”.

Es importante destacar que en el año 2012, el local de la RZSud y del CISSLABORAL A.C. en el barrio Los Olivos tuvo una intensa actividad pues junto con el colectivo del Centro Social Otro Mundo del barrio de la Indeco, con el magisterio democrático y el sindicato de telefonistas  fueron los responsables activos del movimiento local que organizaría un movimiento internacional que se llamó la  Asamblea de Los Pueblos contra el G-20 ya que fue en Los Cabos donde se realizó la reunión de los presidentes y primeros ministros de los países miembros agrupados en esta organización capitalista supranacional.

Es en 2013 que el EZLN  convoca a la Escuelita Zapatista que se lleva a cabo en agosto  y que coincide con  el 10 aniversario de la fundación de los Caracoles y las Juntas de Buen Gobierno;  habría una segunda vuelta de la Escuelita en diciembre y una tercera en enero de 2014 para los que no alcanzaran a inscribirse, indiscutiblemente que esta iniciativa reactivó de nuevo a las y los Adherentes a la Sexta, pero potenció a un grupo probablemente mucho más amplio en México y el Mundo de estudiantes de la Escuelita que no necesariamente se adhirieron a la Sexta, pero que generó una reacción favorable a la organización colectiva y autogestiva con todo lo que aprendieron los alumnos y alumnas que pudieron ir a la Escuelita. Aquí en La Paz por ejemplo, no pudimos asistir como RZSud, pero al parecer fueron varios otros compañeros y compañeras que regresaron muy  motivados, y se pudo organizar en el local lo que llamamos en La Paz la Escuelita de la Escuelita Zapatista por tres días utilizando los Cuadernos elaborados por las bases de apoyo zapatistas y los testimonios de una compañera de La Paz que fue a la Escuelita, una compañera y un compañero de Oaxaca que estaban de visita en La Paz y que también habían estado en la Escuelita Zapatista; al final hubo un recreo cultural que se hizo en el Jardín Morelos frente a la Secundaria.

A partir de ese momento, el local  de la RZSud y del Cisslaboral A.C. toma el nombre de Centro Cultural Ricardo Flores Magón emulando a un colectivo de jóvenes anarquistas que había convivido con el FZS en el pasado. Es así que se empiezan a desarrollar muchas actividades por espacio de casi cuatro años (talleres, ensayos musicales, círculos de estudio, reuniones, pláticas), pero de nuevo, poco a poco, el colectivo de acompañamiento al zapatismo empezó a reducirse en número y en actividades, aunque continuaban las transmisiones de la RZSud difundiendo los comunicados del EZLN y las diversas iniciativas políticas; recuerdo que en ese entonces yo estaba residiendo por un año en  la ciudad de Guanajuato a causa de mi trabajo académico en un año sabático pero que en mis tiempos libres anduve buscando colectivos en Irapuato, Guanajuato y León, hasta que hice contacto con una compañera y un compañero en una cafetería llamada “El lechón Ilustrado” y fue en ese lugar donde empezamos a organizar la Colectiva Guanajuato empezando con la Escuelita de la Escuelita Zapatista que realizábamos todos los martes en la tarde de cada semana; pero en mayo de 2014  supimos del asesinato del maestro Galeano en el caracol de La Realidad y como Colectiva Guanajuato organizamos en la Plaza de La Paz  una protesta silenciosa.

Protesta de la Colectiva Guanajuato en la Plaza de La Paz protestando por el asesinato del maestro Galeano por paramilitares en La realidad Chiapas, 2014. Reunión de la Colectiva Guanajuato en la cafetería “El Lechón Ilustrado”, en Guanjuato, Gto., 2014.

Otras iniciativas política del EZLN fueron el  “Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo: «Donde los de arriba destruyen, los de abajo reconstruimos»” que se realizó del 21 de diciembre de 2014 al 3 de enero de 2015; el “Seminario «El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista»” del 2 al 9 de mayo de 2015; el Festival y Compartición “CompARTE por la Humanidad”  del 17 al 30  de julio de 2016,  el Encuentro[email protected] Zapatistas y las conCIENCIAS por la Humanidad” del 25 de diciembre del 2016 y el 4 de enero del 2017; y como no pudimos asistir como colectivo a ninguna de estas actividades nos convertimos en eco de la palabra zapatista difundiendo estas actividades a través de la RZSUd; y aunque fueron personas de Baja California Sur, desafortunadamente nunca pudimos hacer contacto con ellas.

Recordamos aquel memorable comunicado “Que retiemble en su centros la tierra” del CNI y del EZLN del 14 de octubre de 2016 del Quinto Congreso del CNI en el que se declaran en asamblea permanente para consultar “..en cada una de nuestras geografías, territorios y rumbos el acuerdo de este Quinto CNI para nombrar un concejo indígena de gobierno cuya palabra sea materializada por una mujer indígena, delegada del CNI como candidata independiente que contienda a nombre del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el proceso electoral del año 2018 para la presidencia de este país..” que sería resuelto en definitiva en la segunda etapa del Congreso del 29 al 31 de diciembre de ese año tal como sucedió, fue el caso que  el 1 de enero de 2017 se convoca a la constitución del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) para el mes de mayo de ese año y previamente se organizó el Seminario de Reflexión Crítica “Los muros del capital, las grietas de la izquierda” a celebrarse los días del 12 al 15 de abril del 2017. “Llegó la hora” para el CNI y el EZLN  y ”Por acuerdo de nuestra asamblea constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno, decidimos nombrar como vocera a nuestra compañera María de  Jesús Patricio Martínez del pueblo Nahuatl, cuyo nombre buscaremos que aparezca en las boletas electorales para la presidencia de México en el año 2018, que será portadora de la palabra de los pueblos que conformaran el C.I.G, que a su vez altamente representativo de la geografía indígena de nuestro país”.

Lo que se pudo observar en todo el país y en Baja California Sur, de nuevo, después de una iniciativa política del EZLN se crearon condiciones para la reorganización de colectivos afines al zapatismo; por ejemplo en septiembre de 2017, los dos adherentes de la RZSud junto con un compañero y una compañera que habían sido parte del FZLN en el pasado, convocaron en el Centro Cultural Ricardo Flores Magón a la formación de la Red Sudcaliforniana de Apoyo al Concejo Indígena de Gobierno y su Vocera Marichuy, que durante varios meses experimentó una forma de organización colectiva, horizontal y autogestiva muy interesante nunca vista antes en la localidad; para diciembre de 2017 una docena de compañeros y compañeras  ya estaban activando junto a otro colectivo  semejante, el Grupo de Apoyo al CIG y su vocera en BCS que había hecho contacto con las comunidades indígenas jornaleras que residían en el valle de Vizcaíno y que estaban en comunicación directa con un concejal y una concejala del CIG que acompañarían a la compañera Marichuy en el recorrido por la península de Baja California Sur.

Como la Red solo tenía trabajo en La Paz, para la visita de Marichuy originalmente solo se harían actividades en la ciudad pero finalmente la Red y el Grupo, acordaron que habría un encuentro con las comunidades indígenas del Valle de Vizcaino al norte de la entidad. Después de varias semanas agotadoras de trabajo por fin llegó el día: recibimos a Marchuy, a la concejala y al equipo nacional de apoyo del CIG en el aeropuerto y nos trasladamos a un convento de religiosas donde pasarían la noche, y de ahí nos fuimos a la sede de la Red en el Centro Cultural Ricardo Flores Magón a una conferencia de Prensa, después nos fuimos a una reunión de trabajo en las instalaciones del CCH Morelos y por la tarde el acto central en la explanada de Humanidades de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, y por la noche una cena en el convento, para salir muy temprano el día 14 de febrero para un largo viaje de más de 10 horas hacia el Valle del Vizcaíno donde se haría el siguiente acto y serían recibidos por los colectivos de las Redes de Apoyo al CIG de Baja California. Nunca  imaginamos el trágico accidente que sufriría la camioneta donde iba Marichuy, las concejalas y el concejal, el equipo de apoyo y las y los integrantes de la Red Sudcaliforniana de apoyo al CIG y del Grupo de Apoyo al CIG, hubo varios heridos y heridas, entre ellos Marichuy que se quebró un brazo y heridos de gravedad el compañero concejal Francisco y la compañera  Tana, una de las concejalas, pero lo más triste fue que nuestra querida compañera ELOISA Vega Castro perdió la vida en el accidente casi instantáneamente; fueron momentos de fuertes tensiones, enorme tristeza y angustia, sin poder explicar a su madre, a sus hijos, a sus hermanos y   su compañero, lo que había sucedido, fueron días y noches de angustia colectiva que no pudimos superar, al grado que la Red Sudcaliforniana de Apoyo al CIG y su vocera  Marichuy, ese colectivo que ELOISA junto con sus compañeros y compañeras ayudo a construir, con un enorme dolor en el corazón siguió reuniéndose en las semanas siguientes de la tragedia, acompañando a ELOISA, cuidando a los heridos y heridas en el Hospital Salvatierra, hasta que los dieron de alta en las siguientes semanas.

Cartel de homenaje a la compañera ELOISA VEGA CASTRO (q.e.p.d.), 14 de febrero de 2020.

Creo que nunca se me va a olvidar  el día que dieron de alta al concejal Francisco y trasladado a su casa en Guerrero Negro, porque ese mismo día, horas después de que se fue, tuve un estrés postraumático momentáneo que me obligo acudir a la Unidad Médica de la Universidad donde me indicaron un electrocardiograma y análisis generales de laboratorio, entre los cuales estaba  el Antígeno Prostático. El 2 de marzo, el día del cumpleaños del Tito, mi hijo, me dieron los resultados y ahí supe que tendría cáncer de próstata porque los niveles de antígeno eran demasiado altos, como se constató dos meses después con los resultados de la biopsia; entonces fue que empecé el tratamiento el 18 de junio de 2018 por dos años y medio. Soportar dos dolores juntos, la muerte de ELOISA y saber que tenía cáncer, debo confesar que no me explico cómo es que soporté esas angustias. Ahora ya pasaron más de dos años y medio y he superado el cáncer de próstata, afortunadamente. Como sucedieron las cosas, por mi cabeza pasa siempre la idea de que ELOISA me salvó la vida. Por ese motivo, no pude participar activamente como hubiera querido.

Pasaron algunos meses para que una parte muy pequeña de la Red iniciara un lento  proceso de reconstrucción de un nuevo colectivo que fue la Brigada Ricardo Flores Magón, que ya tiene casi dos años de haberse formado (yo me incorpore al año)   y así poco a poco se fue activando en lo que llamamos  los Viernes de la Brigada (Reuniones de Trabajo, Cine Club Semilla Rebelde, CONVERSAtorio y Círculo de Lectura y Estudio), sin embargo la participación del colectivo ha venido a la baja en los últimos dos meses  y se optó por iniciar la tercera década del siglo XXI realizando solamente  reuniones mensuales el último viernes de cada mes y un programa mensual de la RZSud, que por ahora serán de manera virtual.

Al finalizar el año 2019 una nueva iniciativa política del EZLN que convocó a un encuentro internacional múltiple que llamó “Combo por la Vida: Diciembre de Resistencia y Rebeldía”: del 7 al 14 de diciembre el “Segundo Festival de Cine Puy Ta Cuxlejaltic”, del 15 al 20 de diciembre  el “Primer CompARTE de Danza: Bailate Otro Mundo”; el 21 y 22 de diciembre el “Foro en Defensa del Territorio y la Madre Tierra”; del 26 al 29 de diciembre el “Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan” y el 31 de diciembre y el 1 de enero de 2020, fue la “Celebración del 26 Aniversario del Inicio de la Guerra Contra el Olvido”. Ni de la Brigada ni de la RZsud pudimos asistir al “Combo por la Vida” y nos concretamos a montar en La Paz la itinerante Exposición Fotográfica: Mujeres que Luchan  mientras se desarrollaba en Chiapas el Encuentro Internacional de Mujeres con fotos de los eventos que iban desarrollándose que obteníamos de los medios alternativos y que instalamos en el Kiosco del Malecón, en el callejón Ignacio Bañuelos, en el Atrio de la Catedral y en el Mercado Madero.

Exposición fotográfica: Mujeres que luchan, en el Mercado madero de la ciudad de La Paz, diciembre de 2019.

El 1 de marzo de este 2020 las mujeres zapatistas hicieron dos anuncios muy importantes uno relacionado con la conmemoración del día de la mujer el 8 de marzo  y otro sobre su adhesión al paro nacional del 9 de marzo, que después vimos que la movilización de mujeres en territorio zapatista fue masivo, una movilización impresionante. Ellas, las zapatistas, así lo anunciaron:

Hay que acabar con esas violencias, vengan de donde vengan. Por eso hicimos antes un llamado a manifestarnos, como mujeres que somos, el día 8 de marzo del 2020. Cada quien según su modo, su lugar y su tiempo. Y llamamos a que la demanda principal de esas manifestaciones sea detener la violencia contra las mujeres. Y ahí también decir claro que no olvidamos a las desaparecidas y asesinadas en todos los gobiernos, sean tricolores, azules, verdes, amarillos, guindas, naranjas, cafés o cualquiera que sea su color, porque son los mismos. Y para recordarles a los malos gobiernos y a ellas que nos faltan, propusimos que llevemos una señal de color negro en nuestra ropa. Porque estamos de luto por tanta matazón que hay de mujeres en todo el mundo. Y peor todavía que ya ni las pichitas están seguras…

…Hace unos días, lo supimos que un grupo de hermanas feministas de Veracruz, del colectivo “Brujas del Mar”, se pensó una buena idea y llamó a una iniciativa de movilización de protesta contra la violencia. Su idea es hacer el día 9 de marzo una movilización de ausencia, o sea que se vea y se sienta qué pasa sin mujeres, que sea un Paro de Mujeres.

Que sea no ir a trabajar, no comprar, no movernos, que no nos vean. Porque, lo dicen claro, parece como que las mujeres somos el enemigo principal y el sistema nos quiere liquidar, o sea aniquilar.

Después lo miramos lo que pasó con los machitos y las machitas patriarcales que hay en el mal gobierno, los partidos políticos y los grandes empresarios. Ya no les importa la desgracia maldita que viven y mueren las mujeres en México. Lo que les interesa es montarse encima de ese dolor y, borrándolo, pelearse por quién es más chingón”.

En todo el Mundo y en todo el país hubo grandes movilizaciones el 8 de marzo de 2020, aquí en La Paz nunca habíamos tenido una movilización tan grande,  de miles de mujeres paceñas recorrieron el Malecón protestando contra la violencia hacia las mujeres y contra el sistema patriarcal con miles de pañuelos y muñequeras verdes y violetas, aunque no vimos “una señal de color negro en nuestra ropa” como símbolo de luto por la matazón de mujeres en México y el Mundo, como lo sugerían las mujeres zapatistas.

Vino la pandemia, y el 16 de marzo el EZLN cerró los Caracoles, sin que tuviéramos noticia de lo que pasaba en Territorio Zapatista, hasta el 5 de octubre que emitieron el primero (Sexto) de seis comunicados donde anunciaron la nueva iniciativa de hacer un recorrido para encontrase con las resistencias y rebeldías de los cinco continentes, como lo comentamos líneas arriba, y en este mismo comunicado  informaron de la muerte de 12 compañeros(as) que asumen fallecieron a causa del Coronavirus.

Concluimos la segunda década del siglo XXI, con un capitalismo, que con todo y crisis, sigue más fuerte que nunca; con un gobierno que por un lado se respalda asimismo en los más de 30 millones de votos que obtuvo en el 2018, que se apropia de un lenguaje que no es el suyo como el “Mandar Obedeciendo”, que dice combatir la corrupción afirmando que es ella la causa de la explotación; que adopta como discurso la frase populista “Por el bien de todos, primero los pobres”; que adopta una política económica clientelar de redistribución del ingreso monetario para reactivar la demanda efectiva basado en apoyos, becas y pensiones; que tacha, sin excepción, de conservadores a sus opositores que están a su derecha y a su izquierda, incluyendo a zapatistas, feministas y anarquistas; y que en su retórica dice combatir al neoliberalismo; pero por otro lado, se niega a retirar las concesiones mineras a las grandes compañías capitalistas;  fomenta los grandes macroproyectos capitalistas neoliberales de largo aliento como el Tren Maya, el Transítsmico y el Plan Integral Morelos, y respalda abiertamente  los macroproyecto turístico e inmobliarios;  se apoya en las fuerzas armadas para llevar acabo su política pública respaldando incondicionalmente al ejército, a la marina y a la guardia nacional creando nuevos cuarteles en todo el territorio nacional; y facilita la reactivación de los grupos paramilitares que operan en las regiones campesinas y comunidades indígenas como una estrategia de contrainsurgencia. No es fácil lidiar con un gobierno como este y probablemente tampoco con los gobiernos locales que surjan de las elecciones de 2021. Por ejemplo el modelo de desarrollo capitalista para Baja California Sur es el impulso que los gobiernos de todos los partidos sin excepción están de acuerdo en impulsar: macro proyectos inmobiliarios, turísticos y mineros.

Se inicia la tercera década del siglo XXI con una iniciativa política del EZLN que consiste en enviar una delegación, al parecer, mayoritariamente de mujeres zapatistas acompañadas por delegados y delegadas del CNI a los países de Europa donde existen focos de resistencia y rebeldía para finalizar en Madrid el 13 de agosto de 2021; no sabemos si después de eso, serán delegaciones simultáneas  que recorran los otros continentes o será la misma delegación. Lo cierto que esta iniciativa tendrá un impacto internacional que difícilmente podrá ser ocultado por los medios tradicionales de comunicación, aunque seguramente que lo intentaran; en ese sentido, en cada rincón de México tendremos que dar cobertura permanente a este recorrido de la delegación del EZLN y del CNI por el Mundo; aquí en La Paz la RZSud, será invariablemente el eco de la palabra zapatista durante su recorrido por Europa y el resto de los continentes. Ojalá que en el 2021, la Brigada Ricardo Flores Magón crezca y se fortalezca, que el Centro Cultural Ricardo Flores Magón se refuerce como una referencia de las resistencias locales.

La Paz, B.C.Sur, a 31 de diciembre de 2020.

Asistentes un CONVERSAtorio de la Brigada Ricardo Flores Magón en el Cenro Cultural Ricardo Flores Magón, 2019

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *