Víctor Castro Cosío, delegado de programas federales en Baja California Sur, reaccionó positivamente. Reportes obtenidos revelaron que los nivele de oxigenación se encuentra por encima de los parámetro observables en pacientes con COVID-19 y no requirió oxigenación asistida.

Castro Cosío dio positivo hace unos días al coronavirus al igual que su esposa Patricia López. Después del anuncio, el político fue ingresado al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Aunque su recuperación es constante y rápida, deberá permanecer en observación médica algunos días más, de acuerdo a los protocolos establecidos para pacientes con este virus.

Actualmente, la Secretaría de Salud de Baja California Sur informó que van 2,516 recuperados de los 5,416 acumulado, de estos 2,656 se encuentran activos. Sólo han muerto 244.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *