Por 35 años ha recorrido el Pacífico Mexicano, incluso sobrevivió a un ataque de orcas.

El equipo de investigación de mamíferos marinos de la Facultad de Ciencias de la UNAM registró a CRC-10724 el primer día de 1985 frente a las costas de Nayarit. Desde entonces, esta ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) recorrió el Pacífico Mexicano y parte del Golfo de California. Por 35 años viajó y desde 2017 no deja de visitar las aguas del municipio de Los Cabos.

Esta ballena es una sobreviviente de los mares. Salió avante a un ataque de ballenas asesinas (Orcinus orca) un asunto común en aguas abiertas y, por extraño que parezca, el sexo no está identificado en el sitio de HappyWhale.com, especializado en la identificación de rutas migratorias de ballenas alrededor del mundo.

En promedio, según textos científicos consultados, una yubarta puede vivir entre 45 a 50 años. El peso que alcanza es de 30  toneladas en el caso de hembras y 40 toneladas en el caso de los machos. Su tamaño máximo es 15 metros. Es una ballena barbada conocidas como rorcuales, caracterizadas por los pliegues a lo largo de la garganta y bajo la boca.

Imagen de CRC-10724 durante su visita en aguas de Los Cabos.

Barlow y su equipo estimaron en 2011 que en el Pacífico Mexicano existen 8 mil ejemplares de esta especie de los 20 mil que calculan habitan el Pacífico Norte. Para poder seguirlas y diferenciarlas, los científicos utilizan la foto-identificación: una técnica que consiste en capturar imágenes de la cara ventral de la cola, porque son la tarjeta de identificación de esto mamíferos marinos. El patrón de pigmentación es único en cada animal.

En 2014, mediante el análisis de 1,728 individuos de ballena jorobada fotografiadas entre 2004-2006 el Pacífico Mexicano, la bióloga marina de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Adriana Citlalli del Águila Vargas, demostró que el 29.86% presentaron cicatrices por ataques de orcas en la aleta caudal de los cuales el 13% presentó cicatrices graves, el 21% moderadas y el 66% leves.

La ballena jorobada está protegida dentro de la Norma Oficial Mexicana 059-ECOL-2000, debido a un decrecimiento en la población ligada a la sobreexplotación comercial. Desde 1966 la Comisión Ballenera Internacional (CBI) decidió protegerla. La última vez que la vieron fue en las playas de Cabo San Lucas.

Te puede interesar:

Hay más ataques de orcas a las ballenas jorobadas, según estudio https://www.eluniverso.com/noticias/2018/11/25/nota/7063440/hay-mas-ataques-orcas-ballenas-jorobadas-segun-estudio

Cola de ballenas http://www.puertolopez.gob.ec/slider_inicio/fauna/

Determinación de la frecuencia de los ataques de orcas a ballenas jorobadas en el Pacífico Mexicano con base en su distribución, sexo y pigmentación http://biblio.uabcs.mx/tesis/te3096.pdf

¿Quieres ver los lugares dónde la han visto, fotos, y detalles de CRC-10724? https://happywhale.com/individual/193;enc=101855?fbclid=IwAR3Ek5mKc5rPICUR1-vCtJMTGhUDlyhm9EaWzMeub2ChyJII_E1uMaSrzyk

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *