Gustavo López rechazó el que personas no nacidas en BCS ocupen puestos de elección popular.

A través de un ambiguo y falto de ortografía mensaje publicado en su perfil de Facebook, el coordinador estatal del Partido Encuentro Solidario (PES), y esposo de la diputada suspendida Perla Flores Leyva, Gustavo López, hizo gala de xenofobia al rechazar el acceso a espacios de elección popular a personas no nacidas en Baja California Sur (BCS).

Gustavo López, reconocido por insultar a las diputadas y los diputados locales que votaron a favor del matrimonio igualitario, así como por acarrear personas de colonias populares para manifestarse contra la homosexualidad en el Congreso del Estado, dijo que es “triste” que ciudadanos no nacidos en la media península, sin importar su tiempo de estadía en el estado, representen a los que sí nacieron en BCS, refiriéndose implícitamente a legisladoras y legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que son oriundos de estados sureños o pertenecientes a pueblos nativos de México.

De esta manera, a través de la división entre sudcalifornianos “buenos”, por haber nacido en BCS, y sudcalifornianos “malos”, por no haber nacido en el estado pero vivir en él, el coordinador del PES, autoproclamado cristiano, espera que Perla Flores, suspendida por acumular faltas a sesiones públicas, vuelva a su curul, ocupado ya por su suplente.

En este sentido, es importante traer a colación el video publicado por el grupo multipartidista de diputadas y diputados que, junto a Flores Leyva, fueron suspendidos recientemente, donde piden a la fracción de Morena establecer diálogo. Esto luego de que en 2019 PRI, PAN, PRD y PES se unieran para tomar el poder del Congreso del Estado y modificar su ley orgánica con el fin de evitar que legisladores distintos a sus intereses, comunes, vale decir, a los gobernador Carlos Mendoza Davis, ocuparan cargos relevantes en el Poder Legislativo. En aquel momento se negaron a dialogar con Morena, pero ahora, después de que su unión se debilitara, exigen ser escuchados.

¿Pero, cómo no querer volver al poder, si se comprobó que Perla Flores y Gustavo López viajaron a París con dinero que la diputada tomó del Congreso del Estado para comprar sus boletos de avión; cómo no querer regresar si, apenas Flores Leyva se hizo legisladora, la pareja se hizo de un flamante Mercedes Benz y las mensualidades no se pagan solas?

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *