400 millones de de dólares costará la barcaza de segunda mano que pretende comprar la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para abastecer de energía eléctrica a la media península. 

La unidad móvil genera 108 megawatts, lo que representa el 18 por ciento de la demanda máxima del estado, y se espera que comience su operación a partir de junio.

La generación de electricidad será a base de combustóleos, la cual, la convierte en una opción contaminante y cara, señalan expertos.

La operación de este “nuevo” generador de energía se daría en las inmediaciones de Punta Prieta, en La Paz, Baja California Sur (BCS),  para poder conectarse a la estación eléctrica que ya se encuentra ahí. Sin embargo, se tendría que construir un muelle especial para poder instalar esta barcaza, lo cual, costaría alrededor de 100 millones de pesos.

Este generador eléctrico sólo entraría en funciones cuando la demanda eléctrica rebase la capacidad de distribución que generan actualmente las dos termoeléctricas situadas en La Paz, BCS. 

La barcaza ya operaba desde hace diez años en República Dominicana.

El especialista en el sector, Víctor Ramírez, afirma que “es sólo una solución temporal” porque esta no podrá estar operando por muchos meses, y considera que hay otras formas como la energía renovable acompañada de almacenamiento que son mejores alternativas. 

Sin contar con que “la línea de transmisión que va a la bahía de San Carlos y a Loreto está saturada, por lo que aunque la instalaran y tuvieran más generación, esa línea de transmisión no les sería de utilidad y esas dos regiones seguirán con riesgos de apagones”, agregó.

Jaqueline Valenzuela, directora de Operaciones del Centro de Energía Renovable y Calidad de La Paz (CERCA), advirtió que en caso de ejecutarse el proyecto habría un impacto ambiental para la región.

A pesar de que el proyecto fue presentado el 09 de diciembre pasado por Manuel Bartlett, en una conferencia matutina de López Obrador, la CFE dijo no contar con mayor información.

En aquella ocasión, el director de la CFE calculaba que se reduciría en 2020 la tarifa de luz en BCS en un 30 por ciento, ello cuando entrarán en funcionamiento una nueva planta, combinada con la compra de la barcaza.

Con información de Reforma, El Sudcaliforniano y El Mañanero Diário 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *