La Comisión Estatal de los Derechos Humanos condenó las condiciones que llevaron a la muerte de Gerardo Martínez, detenido por la policía municipal la noche del 31 de enero en la delegación de Guerrero Negro por supuestamente participar en una riña. Subió vivo a la patrulla, pero fue entregado sin vida el primero de enero a sus familiares.

Familiares y amigos del joven Gerardo se reunieron a las afueras de la comandancia de policía en Guerrero Negro, donde los familiares realizaron una manifestación ante una comandancia vacía, donde los policías municipales, y cualquier otra autoridad para el caso, brillaron por su ausencia.

Atravesados por la tragedia, los familiares Gerardo Martínez expresaron ante las cámaras de @GuerrerodeSal que nada podía ya traer a su hijo de 29 años de vuelta en este mundo y pidieron #JusticiaparaGerardoMartínez con carteles donde se podía leer “cuántos más”.

LA CEDH indicó que recibió la queja CEDH-GN-01/2021 para que investiguen el posible abuso policial o, en su caso, descartarlo con base a los informes que le solicitarán a la Comandancia de Seguridad, Policía Preventiva y Tránsito Municipal en Guerrero Negro, así como a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Las autoridades oficialmente informaron haber encontrado a Gerardo sin vida hasta la mañana siguiente, en el boletín oficial de la PGJE, no mencionan la identidad de Gerardo, tampoco se revelaron si se investiga como brutalidad policiaca.

“La CEDH analizará si los hechos acontecidos fueron acordes a los niveles del uso de la fuerza que ley mandata, para conocer si se actualizó una ejecución arbitraria que derivó en la privación de la vida de un joven de 29 años”.

48 horas después, la oficina de comunicación de la Procuraduría del Estado informó que, a las diez de la mañana del viernes pasado, primer día del año, fue que los agentes del ministerio público “tuvieron conocimiento de que en la comandancia de Seguridad Pública Municipal en Guerrero Negro se encontraba una persona del sexo masculino, sin vida”.

El comunicado no mencionaba la identidad de Gerardo ni hacía público si se investigaba como un acto de brutalidad policiaca.

El presidente de la comisión estatal para los derechos humanos, Elías Manuel Camargo Cárdenas, recibió una queja de los familiares de la persona fallecida, por lo que se inició la queja con número de expediente CEDH-GN-01/2021.

La identidad de Gerardo y su categoría de víctima, fueron hechas públicas por la Comisión. En sus redes sociales, @CEDH compartió también la imagen que acompaña este informe de El Organismo.

Aa

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *