Como parte del Plan Estatal de Austeridad e Inversión del Gobierno de Baja California Sur, se presentaron los cálculos de la deuda que dejaron las administraciones pasadas. Carlos Mendoza Davis dejó las arcas con endeudamiento de 9,000 millones de pesos, lo que incluye a los 2,000 millones de pesos de deuda pública a largo plazo, cuya número aumenta a 13 mil millones de pesos con el adeudo heredado.

Entre los pasivos se encuentran FOVISSSTE y la Secretaría de Administración Tributaria (SAT) que es donde se concentra más el déficit. La idea de la estrategia del gobierno encabezado por Víctor Castro Cosío es la de que los próximos en llegar no reciban un gobierno endeudado.

Del presupuesto actual de septiembre a diciembre el ahorro ha alcanzado cerca de 30 millones de pesos en rubros que van de gastos personales, publicidad, viáticos, entre otros.

En presencia de la titular de la Secretaría de Finanzas, Bertha Cota Montaño, se dio a conocer que se realiza una auditoría, dijo el gobernador, “lo haremos público y a quién le toque, si hay denuncias del gobierno, pero eso no nos toca a nosotros”.

La Secretaría de Salud es la que tiene un adeudo mayor en la administración estatal con 488 millones de pesos entre proveedores y trabajadores. La nómina actual asciende a 23 mil 349 trabajadores.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *