El Programa Científico del Ecosistema de Laguna San Ignacio reportó por segundo año un inesperado número bajo de madres con su cría, un aumento de ballenas delgadas y un atraso en la llegada de todas las ballenas a la Laguna San Ignacio y Bahía Magdalena en 2019.

El Programa Científico del Ecosistema de Laguna San Ignacio advirtió un incremento en 2019 de ejemplares desnutridos de ballena gris (Eschrichtius robustus) en dos de los santuarios balleneros más importantes de la Península de Baja California.

En el documento 2019 Reporte de investigación para laguna San Ignacio y Bahía Magdalena, Baja California Sur, México, los científicos presentaron una descripción acerca del estado que aguarda la población en estos ecosistemas.

Las elevadas temperaturas del mar podrían ser un factor importante para comprender lo que está pasando, porque se redujeron las áreas de alimentación de estos cetáceos en la última década:

 “Los oceanógrafos están describiendo condiciones de temperaturas del mar más cálidas de lo normal en el Pacífico Norte / Golfo de Alaska y a lo largo de la costa oeste de América del Norte que han persistido desde 2015 hasta el presente (AKA, la “N. Pacific Blob”)”.

2019 Reporte de investigación para laguna San Ignacio y Bahía Magdalena, Baja California Sur, México

Con un retraso de dos semanas, la migración de los especímenes se caracterizó por un porcentaje alto de ballenas solitarias y delgadas. Simplemente, en el periodo del 2008 a 2011 hubo un aumento de 4,9% a 7.6% con estas condiciones, pero en 2019 el número fue mayor: un 23.3% presentaban signos de mala alimentación.

“El número de parejas madre-ternero que llegan a las lagunas en Enero fue muy bajo y se mantuvo bajo todo el invierno en ambas áreas de la laguna. Este fue el segundo invierno consecutivo que documentamos números reducidos de parejas madre-ternero (es decir, recuentos de becerros bajos también ocurrieron en 2018)”.

Reporte de investigación para laguna San Ignacio y Bahía Magdalena, Baja California Sur, México

En 2019, el número de parejas madre-cría en Laguna San Ignacio rondó alrededor de 20 pares y nunca excedió los 8 pares en Bahía Magdalena. Además, confirmaron informes de ballenas grises a lo largo de la ruta migratoria desde América del Nortes a las áreas de alimentación de verano.

“Este verano y otoño, los investigadores del LSIESP continuarán las consultas con los colegas que estudian ballenas grises a lo largo de su área de distribución para tratar de evaluar y comprender mejor los factores climáticos y otras condiciones que contribuyeron al segundo año de números inesperados bajos de pares hembra-cría, el aumento de las ballenas “delgadas” y la llegada tardía de todas las ballenas a la Laguna San Ignacio y Bahía Magdalena en 2019”.

Reporte de investigación para laguna San Ignacio y Bahía Magdalena, Baja California Sur, México

El proyecto lo lideran Steven L. Swartz, Jorge Urbán R., Sergio Martínez A., Lorena Viloria Gómora, and Alejandro Gómez-Gallardo. El Programa Científico del Ecosistema de Laguna San Ignacio trabaja con Programa de Investigación de Mamíferos Marinos (PRIMMA) de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS).

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *