La presidenta de la Asociación de Cruceros de Florida y el Caribe, Michelle Paige, buscará reunirse con el gobernador electo Víctor Castro Cosío, con el objetivo de hablar del nicho de mercado de turismo de cruceros la próxima semana.

Luego de la polémica que ocasionó Administración Portuaria Integral (API). Primero por permitir junto a Capitanía de Puerto el arribo de 10 cruceros para usarán la bahía como estacionamiento, después al entregar por 25 años en tiempo récord a ITM Group, filial de la estadounidense Carnival Cruises, parte de Pichilingue para instalar un mega muelle para recibir las grandes embarcaciones.

Así lo dio a conocer Carlos Velázquez en su columna de opinión en Dinero en Imagen, en la que criticó a medios de comunicación y activistas por estar en contra de los beneficios, dijo, traerá para la capital: unos 60 cruceros en lugar 15 que llegaban al año.

El rechazo fue grande porque prestadores de servicio vieron amenazada su actividad al poner en riesgo al tiburón ballena, principal atractivo de la bahía de La Paz, por la contaminación que producen estas embarcaciones, aunque los procruceros nieguen dichos daños.

Víctor Castro se comprometió en campaña que, de ganar las próximas elecciones, no permitiría la construcción de puertos para cruceros a menos que no sean privatizados como ha ocurrido con otras inversiones.

Sin embargo, después de la reunión entre gobernadores de Sonora, Baja California, Baja California Sur, Sinaloa y Nayarit, surgió una serie de acuerdos para impulsar el desarrollo regional. Entre los puntos analizados viene la creación de una empresa estatal dedicada a realizar paseos por el golfo de California.

El nuevo puerto que concesionó API BCS será manejada por Isaac Hamui de ITM Group, el mismo que fundó y controla el puerto para cruceros en Quintana Roo.

Michelle Paige visitará también a los mandatarios electos de Sinaloa y Sonora.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *