Luis Armando Díaz presentó este martes 31 de mayo iniciativa de reforma a la ley para permitir la adopción de menores a parejas del mismo sexo, la cual fue turnada para su evaluación a la Comisión de Puntos Constitucionales y de Justicia.

El diputado señaló las predecibles inconformidades que generaría su iniciativa, pero agregó que se trata del respeto a la persona, basado en los Derechos Humanos, en el Pacto Internacional de los Derechos Civiles o en la Constitución Mexicana (Art.1), en la que se prohíbe toda discriminación, incluyendo la que no tolera preferencias sexuales diversas.

Señaló que el Código Civil estatal conserva elementos discriminatorios, por lo que hay que armonizarlo con la «jurisprudencia emitida en 2017 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la que se reconoce que la orientación sexual de una persona o pareja que pretenda adoptar no puede ser considerada como un elemento que se contraponga al interés superior de la niñez, y por lo tanto, permite a parejas homoparentales la adopción».

Este ajuste no sólo implica la adopción, sino que está enlazado con la concepción del individuo independientemente de sus preferencias sexuales con participación igualitaria en la vida civil.

Por lo que el diputado, se declaró a favor de la iniciativa para despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo propuesta por la Dra. Mónica Jasis y que fue aprobada hoy.

La adopción sería reflejo de una más profunda integración sin discriminación de cualquier persona con cualquier preferencia sexual, a la vida familiar, política y cultural, económica y social del país y del estado.

Es curioso cómo en algunos de esos ámbitos se «incluye» a personas de la comunidad LGTB+ pero se considera impensable por algunos actores políticos y de todo ámbito, que puedan adoptar para formar una familia.

A este respecto el diputado asegura que negar el derecho de adopción por la preferencia sexual, deriva en conducta discriminatoria que afecta tanto para quienes adoptan, como para quienes quieren serían adoptados, pues se les desconoce el derecho a tener familia.