Comunicado de las trabajadoras del calamar

Rosa Ceseña Ramírez ex trabajadora calamareras representante general de los 96 trabajadores y trabajadoras despedidas de la compañía coreana  HANJIN viajó desde Santa Rosalía para asistir a la Audiencia constitucional fijada para el lunes 14 de diciembre a las 9 de la mañana; sin embargo la citada audiencia fue cancelada sin que la apoderada legal de las trabajadoras despedidas en La Paz haya sido informada en el domicilio para recibir y oír notificaciones.

Algo extraño está pasando que la Junta Especial No.58 de la Federal de Conciliación y Arbitraje, pues ha sido muy insistente en confirmar que el gobierno de la República de Corea desconoce la existencia y el domicilio de la compañía coreana HANJIN TRADING. CO.LTD en la ciudad coreana de Sotchko; mientras que las trabajadoras han confirmado que la compañía sí existe y el domicilio es el que se ha ratificado una y otra vez ante las autoridades laborales.

Por otra parte, las trabajadoras han manifestado TEMOR FUNDADO, que el representante coreano de HANJIN MÉXICO S.A DE C.V  en Santa Rosalía JIN KIM MOON PARK, ha vendido, indebidamente, las plantas embargadas en el proceso laboral, sabiendo que: No pueden ni venderse, ni escriturarse ya que el embargo se encuentra registrado legalmente  en el Registro Público de la Propiedad de Mulegé en favor de las trabajadoras calamareras despedidas. Ellas tienen noticia que es un magnate local gasolinero y transportista el que se quiere quedar con las plantas.

En medio de la pandemia, las trabajadoras han hecho llegar un escrito al presidente de la República ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR en el que se solicitaron la EXPROPIACIÓN POR UTILIDAD PÚBLICA Y SOCIAL y con el producto de la venta de las plantas por el GOBIERNO DE MÉXICO  se pague la indemnización a las trabajadoras y a seis de los familiares acreditados de trabajadoras que han fallecido en estos 18 años de lucha jurídica que parece es cuento de nunca acabar. Recordemos que el despido injustificado fue en 2002

Extraña de sobremanera los vericuetos procesales de la Junta Especial No.58 de la Federal de Conciliación y Arbitraje: en julio de 2020 por la pandemia no se pudo realizar la audiencia de constitucional y se fijó fecha de nueva audiencia para julio de 2021; luego en octubre de 2020 la Junta tomó un acuerdo para que la audiencia se adelantara para este lunes 14 de diciembre de 2020, que fue suspendida, diciendo que será hasta después del 4 de enero de 2021 se fijará la  nueva fecha.

Con todo esto tan extraño que está pasando y por el alargamiento del proceso jurídico no queda más que la EXPROPIACIÓN de la plantas embargadas en favor de las trabajadoras.

CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIALES, SINDICALES Y LABORALES, A.C.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *